Amar en tiempos de San Valentin…

Escrito por
| 111 | 8 Comentarios

Cuando era niña, no hacía falta hablar de “Amor Verdadero”.  No se enseñaba sobre ello.  No había escritos desentrañando el verdadero sentido del cariño sensato, del afecto como forma de vida.  Será que encontrábamos Amor del bueno, en el abrazo de mamá y en la palmadita en el hombro que papá nos daba, cuando se sentía orgulloso.  Quizá nos bastaba con apretar la mano de la abuela, al cruzar con cuidado la calle, en busca de alguna aventura cercana con sabor a caramelo. 

En nuestras casas siempre se percibía el dulce aroma de un hogar verdadero, que recibía amigos para compartir hazañas, celebrar la buena palabra, el sabio consejo, el verdadero vínculo familiar.

Algunas cosas quedaban sobre entendidas.  Que “QUERER” es interesarse plenamente en el otro.  Valorarlo.  Dedicarle tiempo.  Demostrarle cariño incondicional. Acompañarlo.  Mimarlo.  Amar, entonces, implicaba “querer mucho más” o como diría aquella antigua canción de Dyango:  – “…Aprender a no querer tanto, Y A QUERER MEJOR”.

Sigo adorando el Amor personal, el tiempo dedicado a los verdaderos afectos, la magia de encontrar sosiego en el abrazo de un amigo entrañable y sobre todo el romanticismo, la seducción y la ternura que  le hemos quitado al erotismo y al sexo mismo.

Niego inconscientemente la realidad que me grita a viva voz, que hoy en día, hay más  gente interesada en generar vínculos virtuales que en compartir tiempo con aquellos a quienes verdaderamente aman.

No es lo mismo una tarjeta virtual con sonido, que un “Te Amo” susurrado al oído mientras bailamos nuestra canción.

No es igual un abrazo virtual, que el fabuloso refugio que me ofrecen tus brazos cuando te necesito.

No hay chat que pueda reemplazar la risa de mis amigas, entre mates y secretos.

No existe aún ningún plasma o pantalla plana que compita con la dulzura espontánea de un beso, con sabor a café o chocolate.

Estar conectado, no es sinónimo de no estar solo.  Porque entre tanta red social que nos conecta con todo y todos a la vez, hemos perdido identidad.  Nos hemos parecido a todos y a nadie.  Hemos contado mil secretos que a nadie importan de verdad, sin hallar un solo confidente sano.

Y entre tanto, la vida pasa y se nos esfuma nuestro tiempo de verdaderos amigos, nuestro momento especial, nuestro abrazo postergado, nuestra charla de nietos y abuelos, nuestra anhelada carta de Amor.

Que este tiempo de “San Valentín”, nos devuelva aquella forma de Amar.  Amar con el corazón, con la mirada, con el beso que conmueve, con el abrazo que refugia, perfuma y acaricia, con aquella magia con que nos amaron de chicos.  Cuando nos demostraban que éramos importantes, de mil modos diferentes.  Más reales y menos virtuales.  Que no existirá mejor forma de Amar, que Amar de verdad.

 

 

 

 

 

Comentarios

  1. Gian

    19 febrero, 2019

    Un relato reflexivo. Me ha gustado. Saludos y mi voto.

  2. Mabel

    19 febrero, 2019

    ¡Qué hermoso! Un abrazo Karina y mi voto desde Andalucía

  3. Esruza

    19 febrero, 2019

    ¡Cuánta razón hay en tu hermoso texto!

    Mi voto y un abrazo

    Estela

  4. Paola Altamura

    25 febrero, 2019

    Hermoso!!!! Gran escrito, me voto y besos

  5. jon

    10 marzo, 2019

    En total armonía con tu mensaje. Diáfano y directo al intelecto.
    Lo cierto es que sí que se echa de menos esa mirada cómplice bajo el manto otoñal de una escurridiza tarde, y es que pretender tenerlo todo tiene un coste.
    Precio demasiado caro para aquel que conoce los entresijos de la vida pues es verdad que el tiempo no se detiene y el amor -el verdadero- no espera.
    Lástima que quien no sea conocedor de «esos entresijos» no pueda valorar lo que pierde.
    Felicidades por este trabajo tan verdaderamente significativo.
    Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas