Huesos con vida

Escrito por
| 36 | 3 Comentarios

Soy un esqueleto de dos metros

con un vacío de carne en el alba del pecho,

que se arquea, abriéndose,

 dejando ver un éter grisáceo, vespertino,

que lleva cientos de trozos por mi pecho,

– llámese corazón, llámese latido–

y, al palpar, estremece al esqueleto,

resoplando por ser vivo, y no estar muerto,

abriéndose ante un sentimiento,

–llámese amor, llámese apego–

que hace al esqueleto vomitar mariposas

huyendo del vacío de su no estómago,

y si abrimos, palpamos también el amor,

el sentimiento,

yo, cuerpo de huesos,

me vuelvo un palacio,

de océanos ondeando mis pupilas,

de ruiseñores calzando mi voz,

de fuego prendiendo mi vida,

por esto,

llámese vida,

llámese amor.

Comentarios

  1. Luis

    15 febrero, 2019

    Excepcional, un saludo y mi voto!!

  2. Mabel

    15 febrero, 2019

    ¡Precioso! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  3. cortex

    16 febrero, 2019

    Extraordinaria proto morfosis. La calaca –Catrina– que se contiene a si misma y eclosiona las vísceras tangibles, gozables.

    Mi voto, Kazuo.

    CORTEX

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas