Uno no se olvida

Escrito por
| 76 | 9 Comentarios

Olía como la tierra fértil,

como la lluvia de los meses más crueles.

Su voz era un vestigio de cantos impronunciables

y su mirada gozaba del privilegio

de los que conquistan a la muerte.

Su cuerpo se mecía grácil en el oleaje de la cama,

usaba las estrellas de guirnaldas

en sus cabellos de fuego.

Cada caricia suya desataba una tormenta,

una tempestad que llenaba de sexo

las honduras de la noche.

Olía a café, a cacao, a hierba fresca,

s la querencia que le llena a uno los pulmones.

Sus labios, inexorables,

arrancaban de mí los besos más auténticos,

los más cercanos a la divinidad.

La recuerdo bailando entre las higueras,

correteando entre las nubes y la espuma;

uno no se olvida fácilmente de esas cosas,

aunque ella, hermosa y cruel, como siempre,

se fue dejando esta tierra, mía y de mis ancestros,

bajo la decadencia de los astros.

 

Comentarios

  1. Luis

    13 febrero, 2019

    Muy bonito poema, saludos con mi voto!

  2. Mabel

    13 febrero, 2019

    ¡Qué hermoso! Un abrazo Arian y mi voto desde Andalucía

  3. Gian

    14 febrero, 2019

    Bonito poema. Saludos y mi voto.

  4. The geezer

    15 febrero, 2019

    Además de mi voto, quería dejar mi enhorabuena por este poema.
    César

  5. Calle

    15 febrero, 2019

    Muchas gracias a todos, hubiese preferido responder uno por uno pero no hay cómo así que, un abrazo general y mi gratitud.

  6. JR

    17 febrero, 2019

    Precioso poema.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas