Perdida

Escrito por
| 65 | 5 Comentarios

Perdí la noción del tiempo, si, lo confieso. Me dejé embaucar por la inquietud y la apatía de un día  muy canalla. Reconozco que mi interés se arrastró impávido tras las rendijas de mi autentico yo. Le dejé vencerme, sin oposición.  Le ignoré, le desprecié y me mofé de el con  alevosía. Noté  como me robaba las letras, las ideas. Le aplaudí. Sentí la desnudez de la poesía tras mi nuca, tras los visillos de la desidia. Mi desidia. Lamí las ventanas de la rutina, me  hice adicta a su  maldito sabor.

Hoy quizás, movida por los recuerdos tan maravillosos que en esta red he compartido con todos ustedes, grito al universo; Piedad. Pido a la diosa musa que me preñé de palabras; de algunas pocas, de aquellas que se mecen en el columpio del olvido.

Para poder expresar mis sentimientos y sueños. Hoy aleteada por alguna benevolente  musa o motivada por vuestras bellas historias y poesías, mis pensamientos se han abierto paso por entre la nebulosa de la pereza y de mi  obstinada ignorancia.

¿Es una justificación? Sinceramente no lo sé. Solo sé que deseaba haceros participe de mis dudas y mi enemistad con las letras.

Artículos relacionados

Sin título De estructura moldeable, Sin puntas en las esquinas, Que sean más bien redondeadas O puedan afilarse con el tiempo, O con las ganas. Al...
Atrapada en silencio —   ¿Cuál es tu historia? Mi cuerpo se desequilibra mientras intento no perderme en sus ojos. Músculos tensos, manos sudorosas, flashes del infiern...
Mis inverosímiles diantres Es el talento de cada demonio invadiendo mi cordura, y la anomalía eterna haciéndose carne en mí. Ya no quiero hundirme en cada pesadilla agridulce, y...
La soledad del expatriado Es increíble, además de efectivo, la enorme facilidad, y rapidez, con la que los niños hacen amigos. Partiendo de que les es absolutamente indiferente...

Comentarios

  1. Mabel

    5 marzo, 2019

    Muchas veces nos encontramos perdidas, sin saber adonde dirigirnos, porque son esos momentos que uno tiene de debilidad, los que nos hacen caer sin objeto alguno. La vida nos pone altibajos y nos lleva por lugares equivocados sin ninguna razón pero somos nosotras las que tenemos que enfrentarnos a nuestros monstruos. Un abrazo y mi voto desde Andalucía.

  2. jon

    5 marzo, 2019

    Mi muy querida amiga, hace unos pocos días me pasé por Falsaria pretendiendo refrescar la memoria sobre los trabajos de aquel nutrido grupo de escritores de antaño -entre ell@s tú- y me pregunté por dónde andarían revoloteando aquellas ideas que desnudabamos a pie de folio y, mira por dónde, aparece, hoy, una primera entrega tuya que me ilusiona sobremanera.
    Te doy la bienvenida y agradezco enormemente tu presencia en esta nueva singladura y hacia esa meta que algún día tomaremos.
    Un fuerte abrazo.
    Me has alegrado el día.

  3. Nana

    6 marzo, 2019

    Querida Guardiña, se te echaba en falta. Te dejo mi voto, junto a mi cariño. Un fuerte abrazo 😉

  4. gonzalez

    6 marzo, 2019

    Me gustó mucho, Guardiña. Y coincido con Nana, se te extrañaba. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

  5. Ignorant.Walking

    6 marzo, 2019

    Bienvenida de nuevo!! No hace ni falta leer el texto para darle a “me gusta”, es más que suficiente el que te hayas pasado de nuevo por aquí. Un saludo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas