Viaje hacia el horizonte

Escrito por
| 32 | 4 Comentarios

Por encima de todo, cuando recuerdo esos días, el verdadero interés de mis fantasías vuelve una y otra vez al viaje de Arlindo montado en su motocicleta Honda…, bueno, o de la marca que fuera, porque creo que nunca especificó modelo ni logotipo, solo dijo que era japonesa. La Honda se estilaba mucho por aquella época, y tal vez por eso ha venido a entremezclarse por los rincones de mi memoria. A pesar de esas incertidumbres mecánicas, las veces que he imaginado que pudiera haber sido yo el que cabalgaba sobre un aparato similar, la sustituía por una Harley-Davidson modelo años 60, como la que vi un día estacionada en la puerta del hotel. Me quedé embobado contemplándola durante un buen rato. Su enorme motor con los dos cilindros en forma de V, los fardos metálicos de estética aerodinámica acoplados a ambos lados de la rueda trasera, y los super tubos de escape cromados que se extendían por debajo de ellos. En realidad toda la moto resplandecía niquelada como una estrella fugaz azul celeste. Los potentes faros y el guardabarros delanteros reflejaban la luz como si los acabaran de sacar de una película en tecnicolor. Electra Glide, se leía en las letras de acero inoxidable incrustadas sobre la chapa del guardabarros. El parabrisas daba a la moto un poderoso estilo de fortaleza y elegancia, de estar a punto, completamente preparada para apartar el viento de cuantas millas le pusieran por delante. Era justo con ese mecanismo apoteósico de ensueño, con el que me veía recorriendo los caminos que atravesaban las planicies sin fin, levantando el polvo rojo de la tierra africana que se fuera arremolinando a mis espaldas. Yo también huiría para siempre de las guerras. Colocaría el torso bien derecho, mantendría fijamente la vista en el horizonte, y conduciría sin fatiga hasta ver aparecer en la lejanía del paisaje las fulgurantes nieves del kilimanjaro.

FIN

 

Comentarios

  1. Mabel

    27 marzo, 2019

    Muy buen Cuento. Un abrazo Antonio y mi voto desde Andalucía

  2. Eva Braum

    30 marzo, 2019

    Antonio,
    Me gusto el relato, la descripción que realizas es precisa sin hacerla densa y aburrida.
    Mi voto!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas