Cartas desde la frontera

Escrito por
| 55 | 2 Comentarios

Hola cariño,

Te vuelvo a escribir después de terminar mi turno de guardia. Esta vez ha sido tranquilo, las horas han pasado en mi garita sin que mi fusil tuviera que hablar por mí.

Ayer sin embargo fue más cruel. Tuve que matar a una persona que intentaba acceder al recinto. ¿Por qué no me hizo caso cuando le avisé? No lo sé. Estuve repitiéndole una y otra vez que se fuera, que se marchara por donde había venido, que no quería hacerle daño. Pero él decidió sacar un arma para dispararme y tuve que hacerlo yo primero. Le quité la vida sin pensarlo. Dios, este lugar es tan desesperante. Rezo todas las noches porque pasen los treinta días que me quedan hasta el próximo turno, cuando pueda volver a casa y abrazaros una vez más.

Esta mañana hemos realizado una incursión a un nuevo pueblo tomado por los asesinos. Hemos conseguido echarles del lugar y liberar a esta pobre gente. Solo puedo pensar una y otra vez en lo mal que lo deben de pasar. También pienso en vosotros, cuando veo a estas madres con sus hijos, cuyo padre ha sido asesinado por envidias, injusticias o cualquier otra cosa. Cada minuto que paso con ellos me doy cuenta de que no somos tan diferentes. Incluso a cincuenta mil kilómetros de distancia, la base humana es la misma. Juegan, saltan, cantan, bailan, se visten, sonríen, comen y beben. Pero sin embargo, la situación y comodidad es diferente. No les compadezco por no tener tecnología puntera, ni si quiera por no tener televisión. Ellos son felices y es lo único que me importa. En realidad, es lo único que nos debería importar a todos. Ser felices.

No dejo de preguntarme todos los días ¿Qué lleva a la tiranía de estos grupos radicales? ¿Por qué destruyen a su gente así, en vez de ayudar a su progreso?

Incluso después de tantas misiones, no termino de entender tampoco la finalidad de haber venido aquí. Aunque quiero pensar que algo estaremos haciendo bien, al ver la tranquilidad y el agradecimiento en el rostro de la gente a la que rescatamos de estos brutos.

No puedo parar de pensar en qué pasaría si nos lo hicieran a nosotros. Si un grupo radical asesino entrara en nuestras casas, se llevara a nuestros hijos para convertirlos en soldados y nos mataran a nosotros por pura diversión. Me horroriza la idea solo de pensarlo e incluso no me deja dormir algunas noches.

Hoy la verdad, es que en general nos ha ido bien en la patrulla. Como te comentaba, hemos liberado el pueblo de las manos de estos sanguinarios y después hemos destruido un convoy enemigo lleno de provisiones, en un desfiladero complicado. Aunque no todo han sido buenas noticias hoy. También hemos perdido a dos compañeros en la linde de la montaña, a manos de un francotirador enemigo. Estaba apostado a unos ochocientos metros de distancia, esperándonos. No fuimos capaces de abatirlo a tiempo, antes de que matara a los compañeros. Ha sido un momento muy triste. Los conocimos a principios de semana, en otra patrulla y ahora, ya no están, solo nos queda de ellos sus chapas de identificación y un par de fotos que nos hicimos el primer día. Esta frontera es un infierno. La constante tensión va a terminar volviéndonos locos, solo espero que pronto acabe esta maldita guerra, para que esta gente pueda descansar tranquila y para qué negarlo, así poder nosotros volver con nuestras familias.

Dale muchos besos y abrazos a los niños, los hecho mucho de menos. Después de estos años aquí encerrado, se han tenido que hacer enormes ¿Como están?. Espero que no se olviden de mí y que no piensen que no quiero estar con ellos. Por eso, quiero escribiros una vez más que os quiero, OS QUIERO más que a mi propia vida.  Recordadlo siempre, incluso si una carta del gobierno hablando de mí, os llegara antes que esta.

Ahora solo espero poder vivir un día más, para que mañana pueda mandaros una nueva carta desde la frontera.

Un beso y muchos abrazos para los pequeños.

Vuestro marido y papa

 

J.G. Núñez

Comentarios

  1. Mabel

    19 abril, 2019

    ¡Qué carta más hermosa! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas