El globo (Humor)

Escrito por
| 87 | 9 Comentarios

Hoy ha venido al bar una pareja con un niño gordito de unos 8 años, digo gordito porque no quiero ser mala persona, pero si llega a estar un poquito más “ancho” lo traen rodando. Tenía los mofletes como dos pomelos chinos, pero dos gordos y brillantes, nada de tamaños normales, los Hámsters guardan pipas en los carrillos, este niño guardaba dos menús completos Big Mac con bebida grande y un par de extras. Tenía la cara tan apretada, que le era imposible abrir los ojos del todo. Cuando los mofletes no te dejan ver el mundo, es buen momento para cambiar la dieta o ir buscando un bastón blanco. Si llega a venir vestido de Boy Scout, hubiese pensado que estaban rodando en el pueblo la película UP, en versión “humana”.

Cuando les tomé nota, los padres me pidieron como dos personas normales humanas, pero “el mofletes” me pidió 5 tapas, (todas con pan) y dos vasos de coca cola sin hielo, (el hielo es para novatos, eso quita espacio al refresco). Les llevé la comida y el niño mojaba pan hasta en la coca cola, daba miedo verlo, era como si solo se alimentara una vez al mes o le quisieran quitar la comida, como las gaviotas, ¿alguien ha visto alguna vez comer una gaviota?, hace tiempo viví en un pueblo costero donde había muchos puestos de Fish and chips, las gaviotas prácticamente atacaban a los clientes de las tiendas para quitarles el fish, las chips se las podían meter en el culo, esas no las querían ni regaladas, cuando tenían el pescado en la boca, se lo tenían que comer de una vez o empezaban los problemas, llegaban gaviotas hasta de otros pueblos a luchar por la comida, solo de verlo causaba agobio, supongo que el sueño de una gaviota será comer sola y tranquila, sin ninguna otra cerca que le quiera arrebatar la comida, es una tensión continua. Ser una gaviota debe de ser una mierda, yo si fuera una, me comería las patatas o algo que solo comiera yo, moriría de inanición, o me volvería un asesino en serie de mis congéneres, lo que tengo claro es que pasar toda la vida luchando por tragarte un pescado de una vez, no es vida, además, comer con esta tensión no puede ser bueno para la salud, se dice que comer rápido hace que tragues más aire del normal, siguiendo esto las gaviotas deben de ser bolsas de aire con alas.

Volviendo al niño gordito, no entiendo cómo unos padres pueden permitir que su hijo se convierta en King África y no hacer nada para evitarlo, según decían, el niño siempre comía así, y su dieta habitual era pasta y coca cola o cualquier otra cosa con gas. Esto es lo que yo llamo una dieta equilibrada, el gas de la coca cola quiere levantar a este niño gordo del suelo y llevárselo al cielo cual globo de helio, pero los hidratos de la pasta es lo que lo retiene en este mundo, y permite que vaya por ahí con sus padres a comer a restaurantes españoles (valiente cabronazo), el día que deje los macarrones lo verán pasar por la estación espacial.

Decían que, si no le daban pasta o coca cola, el niño no comía, ahí tenían la solución al problema, justo delante de sus narices, dejarlo sin comer, eso es justo lo que ese niño necesitaba, abandonar ese hábito durante dos meses seguidos para ir empezando a verse los pies.

Lo que estaba claro, es que el moflete debería de pasarse a la verdura, beber agua y hacer deporte, da igual cual, bueno no, el sumo no le vendría bien, que seguro que tendría que comer más. Acabo de ver fotos de luchadores de sumo y todos estaban más delgados que este niño, puede empezar por el sumo sin problemas, le vendrá bien.

Esto del sobrepeso es algo que también pasa mucho con los animales domésticos, en serio, si notas que tu perro visto desde arriba parece una tabla de surf para principiantes, esas anchas que no se vuelcan ni con un tsunami, por favor, sácalo más al parque, déjalo correr y pásalo al pienso light. Cuando tu perro salchicha llega de la calle con la barriga llena de cascaras de pipas, es momento de ponerlo a dieta, no hay excusas. Esto es algo que también pasa con los gatos, mi colega tenía uno de color naranja, lo castraron hace tiempo y cogió “algo” de peso, recuerdo que una vez estuve en su casa y casi se lo doy al butanero, me di cuenta que algo iba mal porque la bombona pesaba demasiado para estar vacía, me miraba con cara de pena y se quejó cuando la levanté por una de las “asas”, si no se llega a quejar, hubiésemos perdido el gato, pero hubiésemos ganado una botella de butano extra, eso nunca viene mal.

Hace muchos años fui a pasar un fin de semana a una casa en el campo, una de las chicas que venía en el grupo se trajo una cobaya en una jaula, Lili (era el nombre del animalito), me acordaré toda mi vida de ese nombre, la cobaya tenía el tamaño de una liebre gorda, cuando la sacó de su celda, lo primero que hizo fue irse de la casa, salió al campo, la trincó un gato y si no llega a ser por lo que pesaba ese bicho se la hubiese llevado, pero no tuvo cojones de levantarla del suelo, se ve que el estar gorda le había salvado la vida, que vida esta, lo que la estaba matando por dentro, le había salvado por fuera. Era un bicho la mar de simpático, pero no se le dio bien dormir en su jaula (cosa importante) cerca de la chimenea, la enterramos en el jardín, estaba claro que no fue su fin de semana. La chica se hartó de llorar, la pobre se sentía culpable, yo no le dije nada, pero era la culpable.

Comentarios

  1. Mabel

    30 abril, 2019

    Me he muerto de risa, que te puedo decir. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Esruza

    30 abril, 2019

    ¡Ah! Náufrago, invadiendo el terreno de Cortex.¡Ja!

    Muy bueno, mi voto y saludos..

    Estela

  3. Esruza

    30 abril, 2019

    Olvidé decir que me encantó el gato.

    Estela

  4. Naufragoenlaluna

    2 mayo, 2019

    Gracias @estelarz39hotmail-com, gracias por tu comentario, voy a leer a Cortex para ver donde más puedo invadir jiji
    Un saludo
    pd: me legro que te haya gustado el gato, (a mi también), creo que es de una escena de la peli Shrek , en la peli recuerdo que recupera su cuerpo de gato y deja el de bombona, pero no lo recuerdo bien.

  5. Capitán Carallo

    11 mayo, 2019

    Jajajajaja, muy bueno como siempre. Has tocado un tema clave: las gaviotas. Esas sí que son las ratas del aire.
    El Niño globo que almacena dos menús en los carrillos es genial 😂

  6. The geezer

    10 junio, 2019

    Entre unas cosas y otras, ¡qué de tiempo sin leerte! Veo que sigues con buen humor, me ha encantado y me he reído desde los primeros renglones, ¡menudo animalario!…me ha sorprendido, sobre todo, la estresante vida de las gaviotas,¡luego diran de la libertad de los pájaros! Un saludo y hasta pronto
    César

  7. Naufragoenlaluna

    12 junio, 2019

    Gracias por tus palabras @cesarholgado. tienes razón en eso de la libertad de los pájaros, son libres hasta la hora de comer, es un poco como nosotros, somos libres hasta que necesitamos dinero, ahí se acabó la libertad.
    Un saludo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas