Epìlogo de silencio, sol y soledades…

Escrito por
| 41 | 2 Comentarios

Esta tarde mientras alguien me comentaba cuanto le habia emocionado  la historia de estos dos compañeros, recordé que no terminaba alli.
Terminó algunos años después, comenzó a finalizar un día que la madre de Gladys me reconoció y saludó en un supermercado.
Me contó que vivía ahora muy cerca de mi casa con su hija, ante mi extrañeza, relató que su matrimonio no sobrevivió al primer año y que ya nunca tuvo pareja. Saludé y me despedí.

Meses después, casualmente, nos cruzamos en la calle con la misma Gladys… ella me reconoció de inmediato. Confieso que no me fue tan fácil para mi hacerlo. Había perdido su halo de juventud y aunque todavía bonita y en linea su brillo se había apagado.

Recordamos nuestros tiempos trabajando juntos, varias anécdotas cómicas y a algunos compañeros de esos que dejan huella.
Yo rezaba porque no me hiciera la pregunta pero en el fondo sabía que llegaría inevitable.
Pegó, dura y directa, esos ojos bellos se abrieron inmensos esperando la respuesta » y de Ringo que sabés? » …
No tuve valor, no pude decirle que lo sabía, de nuestra charla de café de su tristeza infinita y de su partida…
Mentí descaradamente, inventé que que estaba de viaje por Europa y que pronto regresaría y arreglaría una cena todos juntos.
Mentí, me negué a apagar esa llamita en ella…
Nos despedimos, no he vuelto a verla, pero juro que cuando la dejé, volvió al menos un instante a brillar luminosa como antes …

Comentarios

  1. Mabel

    30 abril, 2019

    Muy buen Cuento. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Digitalk

    30 abril, 2019

    Gracias Mabel, en un par de meses voy a recorrerme al detalle tu belleza de tierra ! Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas