Diluvio en abril

Escrito por
| 42 | 4 Comentarios

Tras todas mis pupilas,

enteras, sinuosas, pertinentes,

escucho el silencio congregado

a través de las ventanas y de los siglos.

Ese silencio multiplicador, abrasivo,

renacido de sus huestes aniquiladas,

hinca sus dientes en mí e iguala

el nivel del agua en los soportales.

Son cráneos vencidos, lenguas improbables,

excitadas liturgias que el tiempo impuso

en su desorden impuro, y siento,

desde las voces del terror en las cavernas,

hasta los aullidos de las huellas carcomidas

en los templos y sinagogas.

Destartalada la lluvia aplaca mis gritos:

soy uno en este inaudito diluvio.

©

 

Comentarios

  1. Mabel

    21 mayo, 2019

    Muy buen poema. Un abrazo Luis y mi voto desde Andalucía

  2. Nana

    22 mayo, 2019

    Ha sido como leer un torrente de imágenes…desde el silencio atronador hasta la conciencia de la nimiedad de uno mismo…te dejo mi voto y un fuerte abrazo 😉

  3. Luis

    22 mayo, 2019

    Muchas gracias Mabel, un gran abrazo!!

  4. Luis

    22 mayo, 2019

    Gracias querida Nana: siempre he tenido la sensación de estar solo en este inquebrantable y hermético mundo, aún acompañado de gente. Un abrazo igual de intenso!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas