Madre, la vida no es vida

Escrito por
| 18 | 2 Comentarios

Está triste mi pluma,
chorrea lágrimas negras,
negras como mis letras.

Madre, la vida no es vida
desde que cerraste los ojos.

Veo, tan cerca, una bruma
como si varara en el fúnebre mar.
No. Son los ojos y la espuma;
resultado de tanto recordar.

Madre, la vida no es vida
desde que te fuiste.

Triste
Triste
Triste

Tuve que superar el sublime llanto de Vallejo. Tuve que llorar el ser que vivo y afrontar los golpes en la vida tan fuertes ¡Yo no sé! Se dirá «qué versos tan heterogéneos y carentes de rigor, nunca superarán la bomba chilena» ¡Qué importa! ¡Madre cerró los ojos!

Etnemanrete.

¡Salvo, que sea salvo!
Quién discutió con ella por una palabra
Quién no la llama para saber si pasó la hora del almuerzo
Quién se fugó con el pétreo amor

Aleluya, sin verguenza, quién olvidó el vientre originario.
Aleluya y un aplauso, pues no sabrá superar la extinción del optimismo cuando una madre cierra los ojos.

Eternamente.

Comentarios

  1. Luis

    13 mayo, 2019

    Impresionante texto, un saludo y mi voto!

  2. Mabel

    13 mayo, 2019

    ¡Excelente! Un abrazo Lucio y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas