Preámbulo

Escrito por
| 206 | 16 Comentarios

Tomo un café, leo la prensa,

bajo la avenida, marcho al trabajo,

bromeo con la tendera,

le dejo el cambio,

 

susurro a los jinetes de mi  muñeca

que aprieten dientes y piquen espuelas.

 

Enciendo una sartén, escucho a Cohen,

prendo un cigarro,

leo a Galeano,

y ni Eduardo recuerda hoy

como  pintar un faro,

 

Dos veces te amé, o tres veces,

cuando no conocía tu cara ni tu nombre.

 

Viene Manuel, sirvo vermouths,

desafinamos,

me hace reir,

y él que me conoce, ni pregunta

 

¿Por que hay una mujer evanescente

sentada en tus pupilas?

 

Salgo al jardín 

huelo la tierra negra,

la parra tamiza 

las vetas de plata de la luna

 

Solo soy alguien que al caminar por el circo

miró  demasiado fijo

a la mujer que danzaba en el trapecio.

 

 

 

Comentarios

  1. Klodo

    6 mayo, 2019

    Me gustan mucho lo escritores innovadores como tú, Carmelo.
    La vida y el mundo so demasiados amplios para encerrarse para
    siempre en un solo estilo.
    Me gustó mucho tu poema que tiene varias lecturas
    Sergio

  2. Luis

    6 mayo, 2019

    Muy buen poema, Carmelo, un abrazo y mi voto!

  3. Mabel

    6 mayo, 2019

    ¡Me encanta! Un abrazo Carmelo y mi voto desde Andalucía

  4. Esruza

    7 mayo, 2019

    Me gustó, Carmelo. Me parece muy original, fuera de lo común.

    Mi voto

    Te envío un saludo cordial

    Estela

  5. Carmelo

    7 mayo, 2019

    Muchísimas gracias Sergio! Al final, acabamos en poesía hablando de las mismas cosas, intentando utilizar voces distintas. Ten un día de fábula, amigo.

  6. Carmelo

    7 mayo, 2019

    Muchísimas gracias Mabel. más fiel,imposible. Un abrazo.

  7. Carmelo

    7 mayo, 2019

    Muchas gracias Alter. Genial es que lo leais con tanto cariño. Mis mejores deseos para ti siempre.

  8. Carmelo

    7 mayo, 2019

    The geezer, es muy importante para mí eso que dices. Mi puerta a todo este mundo de escribir fue la música, y para mi es crucial que los textos tengan esa vocación de canción. Cuando llega alguien y te dice eso, en la banda sonora del día empiezan a escucharse violines. Un abrazo grande, socio!

  9. Carmelo

    7 mayo, 2019

    Muchas gracias,Esruza. Imposible hacerte saber lo bien que me tratas siempre y lo agradecido que te estoy por ello. Un beso como un sol.

  10. Penélope

    7 mayo, 2019

    Maravilloso poema en varias dimensiones, Carmelo. Y me encanta y me llama mucho la atención el verso «Dos veces te amé, o tres veces»…por tu tocayo sabemos que amar no tiene mérito, que lo realmente difícil es salir entero de una historia de amor. «¿Por qué hay una mujer evanescente sentada en tus pupilas?» Yo creo que lo verdaderamente difícil es salir entero de alguno de tus poemas de amor. Enhorabuena, de nuevo. Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros. Un abrazo muy fuerte. Penélope.

  11. Carmelo

    7 mayo, 2019

    Querida Penélope,

    Ese verso que te llama la atención lo aprendí de Galeano (Los hijos de los días), y él, a su vez, de John Dorne. Me alegro infinitamente que te guste K.Iribarren, os vais a hacer mucho bien mutuo. Esa mujer es evanescente, porque en el momento de escribir ese texto ni siquiera era de carne y hueso, una historia muy larga, para ser contada en otra ocasión…allí andaba sentada como en un banco. En cuanto a lo de salir a trozos de historias o poemas de amor, la mejor receta que se me ocurre para conservar la integridad, es no salir. Gracias a ti, por existir.

  12. gonzalez

    11 mayo, 2019

    Me gustó mucho, Carmelo. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

  13. Carmelo

    13 mayo, 2019

    Muchísimas gracias, querido González. Si a ti te gusta, entonces seguiremos en la brecha. Un abrazo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas