UNA BROMA CRUEL ©

Escrito por
| 64 | 4 Comentarios

Por fin había llegado el día en el que regresaba al trabajo. Había pasado unos meses muy duros en los que me había convertido en una persona insoportable con la que no se podía convivir.

Después de la entrevista todo cambió, volvía a ser el de siempre, tenía un proyecto que me ilusionaba y me devolvía las ganas de vivir.

Esta mañana he salido rápido de casa, como un niño en su primer día de colegio con la cartera llena de ilusiones, pero al llegar al parquing me he caído desplomado al suelo.

No siento mi cuerpo, sólo mi cerebro funciona para torturarme y decirme que estoy muerto y que en segundos él también se apagará.

Mi única compañía son unos coches esperando a sus dueños y una luz de emergencia que me mira desde el techo y se ríe de mi mala suerte.

El destino me ha jugado su última y macabra broma.

©

Comentarios

  1. Mabel

    13 mayo, 2019

    Así es la vida, no sabemos en que momento nos va a pasar, pero tarde o temprano llega. Siempre andamos tan rápido que no tomamos conciencia de lo que nos puede ocurrir. Un abrazo Margarita y mi voto desde Andalucía.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas