I want to be rich (Humor)

Escrito por
| 69 | 9 Comentarios

Hoy me he dado cuenta de que como decía el grupo musical Extremoduro, “si mi vida fuese una escalera, me la he pasado entera buscando el siguiente escalón”, pero yo añadiría: y arrastrando las orejas cual conejo Belier Holandés.

Actualmente estoy trabajando en un hostal en el culo de Inglaterra (otra vez) por eso de aprender el idioma y tal, pero es mentira, en verdad paso el 50% del tiempo pegado a una aspiradora que no habla inglés, y el otro 50% lavando platos con el mismo resultado satisfactorio para mi mejora del idioma local. El otro día me pusieron a servir comida en la cafetería del hostal, por fin podría practicar un poco el idioma, a las dos horas ya echaba de menos la aspiradora. Me llevo bien con la gente, pero hay muchas con las que no me gusta compartir planeta. La primera persona que entró en la cafetería hablaba “tántrico”, (muy flojito y aspirando el aire para adentro), yo a este tipo de personas las llamo cariñosamente “hijos de putas”, porque hay que ser muy cabrones para darse cuenta de que la persona que tienes enfrente no controla bien el idioma y encima ponérselo más difícil. El individuo iba vestido todo de blanco, con un collar de perlas de madera y tenía el pelo largo recogido en un moño, si alguien viste así, hay un 95% de posibilidades de que sea vegetariano, vegano o herbívoro (es el siguiente paso). Normalmente practican yoga, son budistas y odian a la gente que no lo son. Me hubiese gustado saber que quería para desayunar, pero como me hablaba en un tono no apto para el oído humano le puse dos salchichas con beicon y un trocito de morcilla de regalo. Desde ese día he estado revisando el tripadvisor para ver como bajábamos 16 puestos en un solo comentario, pero nada, igual esa teoría de la ropa y el moño es una mierda y el tío se alimenta de animales vivos como Diana la de la serie V, también cabe la posibilidad de que este tipo de personas que están en un nivel superior, no usen ordenadores por el tema de las radiaciones y tal, y mande la queja por correo ordinario, tendré que revisar el correo que llega al hostal, toda carta que llegue a la atención del director en un sobre de papel reciclado o hecho de cáñamo, bambú u otras materias que me suenen a hippies serán automáticamente destruidos. El segundo que entró en la cafetería hablaba normal, pero era lo que yo llamo un ultrapensador, una persona que es incapaz de decidirse cuando tiene más de una opción, le di la carta, miró la cantidad de posibilidades y entró en bucle, se quedó pillado, como si le hubiese preguntado por el sentido de la vida, yo terminé el turno y el pobre aún seguía ahí.

Día 5 de trabajo

Ayer tuve que compartir mi habitación con un japonés. Llegó tarde y sin reservar, y como dejarlo fuera era una putada, “decidimos” que se quedaría conmigo. A las 5:45 de la mañana abrí los ojos y lo tenía a una cuarta de mi cara, el mamón sonreía y me saludaba con la mano, no sé qué me dio más miedo, si tenerlo tan cerca saludando o que sonriera, ¿cómo carajo se puede ser feliz a esa hora? Las personas que se levantan contentos me dan envidia, pero no de la sana, eso no existe, eso otro invento de algún gilipollas que vive en el OM perpetuo. Decía que no quería irse sin despedirse y darme las gracias, yo se lo agradecí mucho, pero para eso mismo se inventaron los post it, no me hubiese importado levantarme y encontrarme un post it con un “Gracias”, pero ellos son muy educados y hacen las cosas en persona, si para ello han de pasar horas mirándote a la cara mientras duermes, pues se hace y no pasa nada. De todas formas, tengo dudas sobre este hecho, igual abrí los ojos justo cuando intentaba chuparme la nariz, los japoneses son gente muy rara, solo hay que ver los programas que emiten en Japón para darte cuenta de que por allí no andan muy finos. La próxima vez que tenga que dormir con un japonés pienso ponerme un condón en la nariz, por si acaso..

Día 8

Ayer por la tarde una señora se dejó un grifo abierto en una de las habitaciones, cuando llegué ya había una colonia de patos viviendo dentro. Dejar el grifo abierto en una habitación que se comparte con 6 personas no es algo sencillo, debes de ser el último en irte y ser sordo (porque las cañerías hacen un ruido acojonante cuando se abren) o tener 5 gilipollas más en la habitación que no se dan cuenta de que hay un grifo escupiendo agua sin parar. No sé si alguien sabe cómo se seca una moqueta empapada, pero yo le voy a explicar cómo No hacerlo. Nunca, bajo ningún concepto se le echa a la moqueta seis kilos de sal para que adsorba el agua, es una cagada nivel máximo, Uno, porque se come el color de la moqueta, Dos, porque al pasar la aspiradora, el mecanismo de la misma se queda como si la acabaran de sacar del Titanic, oxidado y jodido de por vida.

Día 17

Hoy ha sido la tercera vez que viene un grupo de chavales con sus monitores y alquilan casi todo el hostal. Después de este hecho he llegado a una conclusión: La gente normal trae en el macuto una muda limpia, un chaleco por si hace frio y un neceser, los niños traen las maletas llenas de basura, llegan aquí, la vacían en las habitaciones y se van. Es imposible acumular tanta mierda en una sola noche si no se trae preparada de casa. Me puedo imaginar a las madres despidiéndose de sus hijos:

–         Cariño pásatelo bien, y que no se te olvide dejar toda la puta habitación llena de basura, toma, llévate este bolsón de cascara de pipas, cascaras de huevos y huesos de melocotones que te ha traído tu abuela.

El otro día alguien se dejó una dentadura postiza en una de las habitaciones y aún no ha venido por ella, en serio, ¿cómo se puede alguien olvidar de algo así? Es como venir en silla de ruedas y dejarla aquí al irte.

Antes de que se me olvide quería decir algo: Los futbolistas tienen las piernas fuertes de tanto entrenar, los tenistas lo mismo, pero con los brazos, y a mí, de escribir me está creciendo el culo, está claro que algo estoy haciendo mal, se supone que tendría que tener los antebrazos fuertes como dos prensas hidráulicas, pero no.

Día 21

Hoy una chica americana me ha preguntado que de donde soy, le he dicho que era español, y me ha respondido qué si era español de España, para cuando he recogido las orejas del suelo ya se había marchado. El otro día un chico inglés me dijo que en México se habla portugués, bueno, como queráis. Creo que esta es una de las razones por las que no creo que nunca aprenda inglés, no quiero entender a la gente, me dan miedo.

Día 23

Ayer por la tarde me compré en una tienda de segunda mano cerca del hostal unas zapatillas de la marca Saucony, me costaron 4 libras y estaban nuevas, triunfo en toda regla, me quedan un poco grandes (yo tengo un 43 y son un 45), pero ya me crecerán los pies. No entiendo como hay gente que se gasta más de 100 libras en unas zapatillas y después las dona a una tienda casi sin estrenarlas.

Día 24

Hoy llueve como de costumbre, he salido a dar una vuelta con mis nuevas zapatillas y no he tenido cojones de salir del patio del hostal, ahora entiendo por qué las regalaron, no es que resbalen, es que deberían de usarlas todos los equipos de patinaje artístico en las próximas olimpiadas. Antes, para andar 1000 pasos tenía que irme lejos, ahora lo puedo hacer en una baldosa mojada sin problemas, todo tiene su lado positivo.

Curiosamente los siguientes juegos olímpicos son en Japón, espero que los deportistas españoles tengan la oportunidad de leer esto antes de irse, y se protejan las narices.

Hace unos días y gracias al programa de televisión de Chicote, me enteré de que sin saberlo he estado siguiendo la misma dieta que los atletas de remo que entrenan en el centro de alto rendimiento de Sevilla, dicen que la alimentación es casi más importante que el deporte, pues ahí lo llevas, la putada es que no es que yo lo estuviese haciendo bien, es que ellos lo estaban haciendo mal. A los pobres se les alimenta con lacitos de pasta y panga, luego querremos ganar las olimpiadas. Desde aquí me gustaría decirle a la federación de deporte que, si en el último momento les falla alguien del equipo de remo, pueden contar conmigo, ya tengo el 50% realizado, solo me falta el físico.

Día algo del mes siguiente

En estos últimos días no ha pasado nada interesante, mi vida se ha vuelto monótona, recojo basura de niños, me paseo con mi aspiradora y friego platos, noto como mi inglés no mejora y empiezo a olvidar algunas palabras en español. El otro día mi madre me mandó un mensaje de voz de 37 segundos donde solo entendí mi nombre, pero me temo que el motivo es que era lo único que decía, 37 segundos para decir un nombre no compuesto, ahora va mejorando, antes solo mandabas audios vacíos.

Desde que tengo los botines/patines, el Endomondo me felicita diaríamente por mis logros, por cada paso que da una persona “normal”, yo doy 72 y en el mismo espacio, eso hace que mis piernas se pongan el doble de fuertes que el resto de los mortales en el mismo trayecto. Gracias Saucony.

Confundo las palabras kitchen y chicken, por lo que soy el único tío del mundo que lava platos dentro de un pollo y le gustan los sándwiches de cocina con mayonesa.

Como hoy me siento generoso, le voy a dedicar unas palabras a los administradores de Falsaria: escribir, novelas, editorial, narrativa, libros, autor, lector, difusión, agente, teatro, literatura, poesía, leer, poemas y corregir. Como diría mi madre: «A buen entendedor, pocas palabras bastan» (igual de ahí sus mensajes sin ninguna)

Comentarios

  1. Mabel

    24 julio, 2019

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Capitán Carallo

    25 julio, 2019

    Ya te lo he dicho alguna vez. Cada vez que te leo pienso «joder, me gustaría que esto se me hubiera ocurrido a mí». Y este texto está lleno de esas genialidades. Me ha divertido mucho, enhorabuena.
    Por cierto, yo soy de los que sostiene que el 80% de los vegetarianos lo son cuando hay gente mirando. Que les dejen a solas con jamón de pata negra, verás tú…
    Un abrazo Náufrago 🙂

  3. The geezer

    27 julio, 2019

    He estado sonriendo con lo del vegetariano y el japones…hasta que he llegado a los de los chavales que se traen la basura de casa y me reído a carcajadas en mi cuarto! Gracias de nuevo; ah y buenísima la foto clásica del «Freddy con la Hoover» jaja
    Un abrazo
    César

  4. Naufragoenlaluna

    28 julio, 2019

    Hola Cesar (@cesarholgado) me alegro que te haya hecho mucha gracia que los mamones de los niños vayan por ahí repartiendo basura por los hostales del mundo 😉 Igual pertenecen a red organizada de distribución de la basura a nivel global, no sé, habrá que seguir investigando. Esto no lo he escrito en el texto, pero también son expertos en meter el equivalente a dos camiones de basura en una papelera no más grande que un cubo de fregona, el cómo lo hacen es todo un misterio para mí, creo que la van llenando por capas según su composicion y peso, restos de comida, madera, plastico, ladrillos, plomo, etc, y la gravedad hace el resto.
    Un abrazo

  5. gonzalez

    28 julio, 2019

    Me gustó mucho, amigo. Un fuerte abrazo y mi voto.

  6. ginimar de letras

    1 agosto, 2019

    La vida a veces es una putada, pero con sentido del humor pasa mejor. Me encantó. Gracias! Un abrazo 🙂

  7. Naufragoenlaluna

    3 agosto, 2019

    jijiji gracias @ginimardeletras, yo soy un poco más negativo por lo que tiendo a pensar que la vida es una putada siempre y a veces no lo es, pero lo que es indiscutible, es que puesto a elegir, es mejor intentar verla con el filtro del humor.
    Un abrazo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas