El enterrador

Escrito por
| 46 | 4 Comentarios

El enterrador trabajaba sin cesar desde aquel día en el que el mundo amaneció cubierto por un manto de pájaros muertos. Sin embargo, los primeros en caer fueron los insectos. Pareció una pérdida insignificante hasta que en verano desaparecieron los cultivos que necesitaban ser polinizados por las abejas. Sin vegetales fallecieron poco a poco todos los herbívoros. Al llegar el invierno, los carnívoros que no habían muerto de hambre invadieron las ciudades. El hombre, poderoso, los mató con premura y satisfacción. Y cuando el ser humano por fin consiguió el dominio absoluto sobre la Tierra, hubo de empezar a alimentarse exclusivamente de plástico. Imprimía en 3D alimentos de múltiples formas y colores, a los que agregaba vitaminas y saborizantes. Pero a la comida artificial le faltaban muchos nutrientes y los más débiles de la especie murieron también. Niños, enfermos y ancianos precedieron al resto de la población, que no tardó en enfermar a su vez. Agotado, el enterrador empieza a pensar que no es vida este incesante trabajar, que quizá debiera cambiar la pala por un buen fuego.

Comentarios

  1. Luis

    23 julio, 2019

    Jejeje, muy interesante reflexión e ironía final; la evolución, sin duda. Un abrazo y mi voto amiga!!

  2. Mabel

    23 julio, 2019

    ¡Me encanta! Un abrazo Ginimar y mi voto desde Andalucía

  3. JR

    7 septiembre, 2019

    ginimar, muy interasante tu mundo que se cae en pedazos. Mi voto de portada. Me ha gustado mucho.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas