La Sociedad Farsante

Escrito por
| 43 | Dejar un comentario

LA ESCLAVITUD Y LA LIBERTAD

 

Cuando hablamos de esclavitud seguro se remontarán a las épocas antiguas, donde originalmente se formaron los primeros esclavos conocidos, es evidente que el humano imponía una supremacía sobre otros, el entendimiento de un pequeño grupo los hacía crecer por encima de las mayorías, utilizando este poder para esclavizar a todos los que pudieran. Observo que siempre existió esa necesidad de superioridad y esa fuerza imponente que los llevaba a creer ser los dioses de este mundo; o en sus defectos que eran los enviados de ellos, para imponer el mandato superior. Ahora la esclavitud de las que les quiero hablar está determinada en nuestra actualidad, pensamos que la opresión del pasado se desvaneció, y quedará en los textos históricos que expresarán la barbarie cometida por ese hombre que suponíamos ser inteligente e innovador. No estamos lejos de esa esclavitud, de hecho creo que nunca se extinguió, nos los hicieron creer para continuar el ambiente propicio, que permitía ver que ya no teníamos opresión física ni psicológica, que hacemos los que nos parezca, que nuestra existencia marca la libertad y que nuestro pensar no es juzgado ni oprimido, es de analizar que la palabra libertad no existiera si tampoco existiera la esclavitud, solamente con hacer una pequeña encuesta nos damos cuenta que las personas todavía exigen libertad de alguna u otra forma, por lo que reconocemos que sometidos seguimos a algo o a alguien, y que permaneceremos así a menos que nuestro pensar se enfile a ese conocimiento secreto y se congregue con nuestro actuar, para representar la diferencia con el común.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas