Batallas

Escrito por
| 29 | 2 Comentarios

Estoy cansada y de nuevo te caes.
Estoy cansada y te desarmas.
Ya no puedo. O quizás a ratos, ya no quiero, no sé.
Solo siento mis huesos más pesados, mi aliento más espeso y mi espalda más curva. Han pasado los años; a ambas se nos notan.
Y esa sombra de alquitrán que cargas desde que tengo memoria, se niega a dejarte. A veces, con suerte, te da respiro. Pero es solo eso, un pequeño break, para apretarte nuevamente y quebrar tus ilusiones, tus ganas de vivir. Tu sonrisa que con esfuerzo ha emergido para darte unas gotitas de alivio y tratar de ver otros colores, a través de la espesura de tu constante dolor.
Estamos viejas… ambas, y ya muy cansadas.
Ya no sé qué más viejita linda, sinceramente. Quizás nos ganó a ti y a mi; a nosotras y aún no nos queremos dar cuenta.
Al menos, sé que cuando lo haga estaremos juntas; de la mano. Porque cansada, con contradicciones dentro y todo, seguiré dando batalla.
Hasta que desarmemos esa sombra pegajosa o se desarmen mis huesos gastados, lo que pase primero.
Así que dale, agárrate fuerte y veamos qué pasa.

Comentarios

  1. Gusadro

    27 agosto, 2019

    Interesante poema introspectivo. Saludos y mi voto.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas