El collar de la superstición

Escrito por
| 58 | 8 Comentarios

Llevo el collar de la superstición

tatuado con calor en mi pecho.

Aunque duerma solo, y la piel

se estremezca, frío su sudor invariable,

no me cuesta subir las pendientes

que el sueño me presenta.

Caigo en la red de todas las anacondas.

Su sublime acero elástico y pueril.

Su sombra enérgica mordiendo mis labios.

Sus tetas, orondas y frágiles, duermen

asfixiándome.

La noche donde residen es desértica

y atroz.

Caigo despierto en los volúmenes inconsistentes.

Metódicos dedos que avasallan un número circular

de anillos.

Mi piel lleva el contacto de otras pieles muertas.

No hay fijeza en el corazón que puebla las noches.

©

 

Comentarios

  1. Estefania

    5 agosto, 2019

    Las noches, las siempre insondables. Precioso, amigo Luis. Un abrazoy mi voto.

  2. Mabel

    5 agosto, 2019

    Muy buen poema. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  3. Luis

    5 agosto, 2019

    Gracias querida Estefanía, un abrazo con exceso de calor estival!!

  4. Luis

    5 agosto, 2019

    Muchas gracias estimada Mabel, un gran abrazo nocturno!!

  5. Esruza

    6 agosto, 2019

    Muy bueno, Luis,.

    Mi voto y saludos

    Estela

  6. Luis

    6 agosto, 2019

    Gracias Estela, un saludo cordial-.

  7. JR

    9 agosto, 2019

    Profundo y unico, como siempre. Saludos, amigo.

  8. Luis

    9 agosto, 2019

    Gracias JR, un saludo cordial y un abrazo!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas