El gran mago

Escrito por
| 220 | 5 Comentarios

El gran mago

¡Cómo te encanta ir a las funciones de ese “Gran Mago”! Siendo muy sincero; yo lo detesto…

Ese día llegaste muy fascinada después de una de sus funciones por haber sido elegida de entre el público en esa ocasión para un par de trucos, los cuales no son más que eso; sólo un conjunto de artimañas. Decías que con “El gran mago” no se sabía que iba a suceder, que cada truco era diferente al anterior, impredecible, una caja negra y misteriosa que siempre te iba a sorprender. Tu rostro adquiría cierto rubor al contarme sobre este “Gran Mago” que; a petición tuya y muy en contra de mis intereses, fue que tomé el tiempo y la muy tonta decisión de ir a unos de sus shows.

Comenzó la función con un truco bastante barato, el cuál pude descubrir desde mi asiento, pero al voltear a verte y notarte una gran sonrisa impresa; decidí no decir nada.

El acto siguió con su sombrero en la mano del cuál estaba a punto de sacar “algo” (unas cuantas flores, anticipé en mi mente), y susurraste a mi oído: “nadie sabe lo que sacará de su sombrero”, mientras sacaba un ramo de rosas, otra vez giré mi rostro para ver el tuyo; avisé de tus ojos cristalinos llenos de admiración y no dije nada. A medida que avanzaba el show, yo me iba molestando en crecimiento, era una completa ironía que tú misma te sorprendieras de esos pequeños trucos, dejando atrás toda tu magia interior.

Si de magia estamos hablando, debes saber que conviertes toda racha de fatalidad y sombras, en un día colorido y lleno de fortuna, es de tu incumbencia entender que yo… No es que sea transparente y predecible, es más tu mismo fulgor, es cuál es tan fuerte y penetrante que traspasa mi materia para dejarte ver hasta mis huesos, debes percibir que la magia existe.

La vida me tuvo algo de compasión y aquellos instantes por fin terminaron, tú repetías el acto en tu mente, me volvías a contar sus trucos uno a uno con el mismo éxtasis y la cara llena de ternura. Por otra parte, en mi cabeza existía una gran controversia; pues tú no sabes lo difícil que es para mí el sacarte una sonrisa roja, grande… Y más que confundido, me encontraba con mucha envidia, un sentimiento de rabia que me superaba, una sensación de irritación que me hacía cuestionarme todos y cada uno mis actos, pues era bastante fácil para “El gran mago” sacarte muchas de esas sonrisas que tanto empeño me cuesta a mí sólo una.

Esa misma noche, no dije nada, llegué a mi habitación y pensé, mi magia no te hace efecto, es verdad que mis hechizos son algo distintos: Mi encanto existe en mantener ese rojo carmesí que tanto te caracteriza, mi atractivo será el siempre querer buscarte, aunque no siempre pueda encontrarte. Y tu hechizo, siempre será tu inocencia, esa misma que no te permite diferenciar entre simples ilusiones y la magia verdadera, la ignorancia de tu propia luz; esa singular luz que sólo tu proyectas, la cuál es muy egoísta de mi parte el pensar que sólo yo puedo notarla.

Caminábamos por la noche tomados de la mano, cuándo a lo lejos se alcanzaba a notar un afiche del “Gran Mago”, comenzaste a alterarte un poco; pero sin perder la calma, desde mis ojos, decidí tomar mi corazón en la mano, sostenerlo fuerte y confrontarte:

–          No sé si tu maldito desprecio es el de un corazón cálido y suave al cuál no he podido llegar…

–          Déjame decirte, querido mío, que mi bendita indiferencia es más la de un corazón frío y sólido que esta siendo tocado de a poco en poco; y es por ti…

Te tomé fuerte entre mis brazos y sin arruinar con más palabras el momento, sólo me dejé iluminar por tu luz, justo como lo he estado haciendo desde que te conocí.

 

alex.gava93@gmail.com

fb: https://www.facebook.com/Agaliciav

Comentarios

  1. Klodo

    26 agosto, 2019

    Interesante texto, acertado enfoque, original y buena prosa.
    Felicitaciones, Alej
    Sergio

  2. Mabel

    27 agosto, 2019

    Muy buen Cuento. Un abrazo Alej y mi voto desde Andalucía

  3. Alej

    28 agosto, 2019

    muchas gracias por tu comentario , me alegra que te haya gustado.

  4. Alej

    28 agosto, 2019

    Saludos desde la Ciudad de México y gracias por tu voto

  5. Marta

    30 agosto, 2019

    Un poco menos de sarcasmo y algo mas de fantasia

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas