Sangre hirviendo

Escrito por
| 57 | Dejar un comentario

Sangre impaciente que se lanza impertinente

en búsqueda de nuevas experiencias.

Nuestra juventud nos absuelve;

nos avala nuestra ignorancia .

Huir de los hombres-máquinas

y de su aceite en jarras.

Nos impulsa a tocar el cielo

la locura y el Bourbon de la petaca.

Atrás, lejos, el miedo.

Lejos, atrás, la inseguridad.

Matar las muertas horas y la pesada cotidianeidad.

Lanzarnos con la sangre fresca

—de la noche poetas—

a hacer la eternidad nuestra,

esnifar el dorado de las estrellas

y eyacular nuestra propia estela.

Sangre impertinente que se lanza impaciente

en búsqueda de nuevas experiencias.

 

A Charles Pouzols,

poeta de la existencia

y existencia de la poesía.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas