Sospecha cegadora

Escrito por
| 27 | 4 Comentarios

_¡No dispares!_ le dijo con desesperación, mientras se sube el pantalón.

_Cariño, por favor, te lo suplico, ella solo vino a inyectarme la medicina_

El hombre temblaba por el miedo.

_Sí, claro, ¿ahora le dicen así?… Pues ahora les daré su inyección, ¡Malditos!_ Contestó la mujer apuntándolos con el cañón.

Horas más tarde, unos cadáveres fueron hallados por la policía. Sin una clara explicación.

_El sujeto padecía diabetes, ésta de acá era su enfermera y ésta otra, con el arma, no tiene identificación_ Comentó uno de los oficiales, señalando los tres cuerpos.

_Hay que llamar a la esposa del sujeto_ Concluyó la intervención del oficial.

Miguel Figueroa
Puerto Ordaz Venezuela.
16 Octubre 2.019

 

Comentarios

  1. Mabel

    12 noviembre, 2019

    ¡Excelente! Un abrazo Miguel y mi voto desde Andalucía

  2. Esruza

    13 noviembre, 2019

    ¡Qué tragedia!, suele pasar.

    Mi voto

    Esruza

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas