El abismo

Escrito por
| 72 | 5 Comentarios

 

Me precipito al abismo

muestro mis manos blancas

partidas en dos por esclavos

dormidas lejos en la intemperie

desvelando los objetos de primera

necesidad.

Escuetamente mi vida desoyó su cántico.

Fórmulas arbitrarias ahora la consumen.

Vínculos forzados por las pétreas miradas

fotográficas.

Ruedos desvinculados del infame paterno.

Me precipito al vacío

sonoramente, escuálido secreto,

fundo los originales, me percibo

neutro, insensible, permeable

a los edificios horrísonos de esta ciudad.

Se ofrece con recompensa mi cara en los depósitos.

Mi gesticulación minúscula, aplazada por términos

decorosos, mi sonrisa forzosa, y esos anillos perdidos,

desubicados, que la luz compromete en estático instante.

Yo tiré los anillos, rodantes, sobre un césped ajardinado.

Y en los dedos del padre, todavía sigue sonando

la maldita estupidez grandilocuente.

Fluyo por las avenidas del vértigo

fundo los hospitales de la miseria

finjo esconderme de los precipicios verticales

en que la mayoría queda atrapada.

Líneas horizontales demuestran su tajo

en mis genitales.

Cimento las escuelas del miedo.

Ojos distanciados que secundan el pánico.

La orquídea siniestra que ejecuta a la perfección

su baño de sangre.

Su canto sonoro y rimbombante lastima mi pecho.

Calcina mis miembros agotados.

Recorro las ciudades como un preso aproximado.

Otorgo a los crepúsculos la calidad de ábside sagrada.

Y lloro

como nieve que silenciara el abismo

por primera y única vez.

©

 

Comentarios

  1. MadreMar

    2 diciembre, 2019

    Un abismo ciertamente pavoroso el que describes con palabras y expresiones como «insensible», «horrísono», «avenidas del vértigo», «precipicios verticales». Y lo mejor: «la orquídea siniestra». Muy atrevido el adjetivo a esa preciosa flor y su «baño de sangre».
    Saludos y mi voto, Luis
    Lourdes

  2. Mabel

    2 diciembre, 2019

    Muy buen poema. Un abrazo Luis y mi voto desde Andalucía

  3. Luis

    4 diciembre, 2019

    Muchas gracias a ambas, un abrazo!!

  4. ginimar de letras

    6 diciembre, 2019

    Las ciudades son como prisiones. Yo también vago en ellas como alma en pena. Un abrazo 🙂

  5. Luis

    18 enero, 2020

    Muchas gracias Ginimar, un abrazo!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas