El móvil caníbal que acabará con vosotros

Escrito por
| 34 | 4 Comentarios

Versión original

El nuevo smartphone Juajua Gran Mandarín MSS longsize es presentado en un cojín rojo con ribetes dorados al presidente de la República Popular. El mandatario, tras una mínima reverencia hacia el CEO de la compañía, recoge el móvil, lo enciende, espera 10 segundos y se pone firmes cuando aparece en la pantalla la bandera y el himno del país.

Satisfecho, quiere darle al botón de pausa, pero en el momento en que toca el aparato siente un mordisco en el dedo pulsador. Se mira el índice y comprueba que tiene marcas de dientes. En la pantalla, ya en blanco, aparecen unas gotas de sangre que van creciendo sin dejar marca exterior.

  • 他妈的   

(Ha dicho: «¡¡¡Su p. madre!!!». A partir de ahora recurriré a la traducción libre para evitar equívocos)

  •  Señor Presidente, señor presidente ¿Qué le ha ocurrido?
  • El jodido aparato me ha mordido un dedo.
  • No puede ser Señor, es imposible que…
  • ¿Duda de mí?
  • No, no por supuesto, lo que pasa es que…
  • Cállese, entonces.

El presidente, con gesto malhumorado, se lleva el móvil al oído. Lo que ocurre después es indescriptible.

(El presidente es el de la derecha)

Hora más, hora menos y a 11.135 kilómetros hacia el este, en Cupertino (California) y  en un descomunal despacho acristalado, en la última planta de un inmenso edificio circular, un señor con gafas desenvuelve un paquete que le ha entregado el  jefe de seguridad de la empresa que dirige. Dentro está el codiciado nuevo smartphone Juajua Gran Mandarín MSS longsize conseguido tras largos meses de acecho por personal infiltrado en las factorías de Shenzhen muy cerca de Hong Kong.

El paquete ya está abierto y el experimentado director ejecutivo dedica unos segundos a contemplarlo. Finalmente lo agarra con ambas manos y percibe en una décima de segundo que el aparato se le echa encima. Algo así….

Una gota de sangre salta sobre el retrato del legendario fundador y le da un colorido nuevo al logo de la fruta mordida que da fama a la compañía.

 En aquel mismo momento, a 9500 kilómetros en dirección este, en el hermoso recinto donde conviven cuatro palacios y cuatro catedrales, y arriba, en un alto despacho decorado con maderas nobles, una monumental lámpara de araña y muebles suntuosos, llega el poderoso presidente. Físicamente no está en su mejor momento, camina con poca majestad, casi tambaleante y escasamente solemne. La cara la tiene dolorida. los ojos están amoratados y un esparadrapo le rodea su oreja izquierda mientras que otro cubre gran parte de su nariz hasta las fosas nasales. Su respiración es agitada y casi se derrumba sobre su silla de despacho. Encima del cartapacio reposa un smartphone Juajua Gran Mandarín MSS longsize . El presidente saca del bolsillo de su americana un pequeño recipiente de plástico cuadrado, lo abre y extrae un filete tártaro que lanza con precaución hacia el aparato.

«Debe de estar exquisito», se dice a si mismo con sonrisa ladina de medio lado.

 

Comentarios

  1. Marco-Antón

    30 enero, 2020

    Alomejó, no es literal, pero los móviles nos están devorando… devórame otra vez, devórame otra vez, ven, cantígame con tus deseos más…

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas