Los últimos días de una raza

Escrito por
| 25 | 1 Comentario

I

Un cielo azul,

Un color dorado en el horizonte

Miradas tiesas y cansadas

De ser el único

De ser el único de mi raza

Mis ojos son grandes

Mi estatura es baja

Mis pupilas son como las de un gato

Mis parpados son verticales

No me siento más que distinto

Vivo en esta isla hace siglos

Ya que mi raza vive por siglos

Soy el único, perdido, sin futuro

Rezando a los arcaicos dioses

De nuestro pasado distante

Vivo en esta casa de madera

Que uso como santuario

Me visto de ropa andrajosa

Como de otras épocas

Marrón y descolorida

Mi hogar es esta isla

Pequeña, distante de todo mundo conocido

De toda civilización

Hago mi trabajo, repetitivo, tenaz

Cada mañana mi rareza se levanta

Pesca y con la cabeza gacha

Y emocionalmente decrepita

Solitaria

II

Un buen día, me levante como de costumbre

Mire al horizonte solo para percibir

La crecida de un mounstro

De tres cabezas…

Primero mi pánico fue total

Después cuando resulto ser amistoso

Me calme

Y lo sentí un par

El mounstro me debatió

Me debatió sobre mi soledad

Charlamos horas

Horas y horas

Hasta que descubrí que ya era un espíritu

Porque no era más que un sueño

Mi ultimo sueño.

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    14 enero, 2020

    Muy buen poema. Un abrazo Gabo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas