Aquelarre

Escrito por
| 63 | 12 Comentarios

Retumban aún en mis oídos,

cristales rotos, lóbulos partidos,

sombras de aquelarres, vidrios

manchados de vino. En la cuesta aquella

de arena muerta, estiletes vencidos,

cuerpos, troncos de ramas inclinadas,

superpuestas. Ignorando la savia

de la vida, sus manos golpeando

caracoles de tierra mustia.

Pese a todo, esto queda.

El ladrido del perro y la huerta.

©

 

Comentarios

  1. Cortex

    21 febrero, 2020

    ¿Por qué nos embriagamos?

    Para adormecer la consciencia
    y dormir bajo la teta de la loba.

    Saludos, don Luis.

    CORTEX

  2. Mabel

    21 febrero, 2020

    Muy buen poema. Un abrazo Luis y mi voto desde Andalucía

  3. JR

    22 febrero, 2020

    Me hace pensar en el terror de los huracanes. Transmite la ansiedad de la espera, la expectativa de abrir las puertas.

  4. Luis

    22 febrero, 2020

    Y para molestar o incordiar a los vecinos susurrantes, jaja, gracias amigo Alfonso, un saludo cordial!!

  5. Luis

    22 febrero, 2020

    Sí, la escena se repite tristemente en algunas ocasiones y en algunas situaciones. Gracias Ginimar, intentaré escribir más luminoso próximamente, un abrazo amistoso!!

  6. Luis

    22 febrero, 2020

    Gracias Mabel, como decía un poco oscuro, a Ginimar, un abrazo amiga!!

  7. Luis

    22 febrero, 2020

    Gracias JR, la escena o la situación bien pudiera ser así. Un abrazo!

  8. Esruza

    28 febrero, 2020

    Tremendo poema, Luis.

    Mi voto y saludos

    Estela

  9. Cartapacio

    27 marzo, 2020

    Como siempre digo, no soy bueno para leer poemas. Pero los tuyos suelen tener un ritmo narrativo que, al parecer, me lo facilita. En todo caso, ojo con intentar “escribir mas luminoso”; pues éste tiene su propia luminosidad, poderosa, al final, cuando ya nadie la espera y en esa forma tan plana como aplastante en su simpleza: Pese a todo, esto queda. El ladrido del perro y la huerta. Esto es un puñetazo de la inteligencia al rostro de lo absurdo; hacer de la desesperanza la insufrible fanfarronada de lo andado que siempre antecede al continuar. Me recuerda a Sísifo que, si uno lo piensa bien, en su imperturbable persistencia de seguir, es superior al mismísimo destino que los dioses le han impuesto como castigo. Tu poesía, me parece, tiene mucho de ello. Bueno, Luis. Perdona el atrevimiento, si acaso lo fuera, más allá de la mera inspiración
    Oscar
    Un abrazo

  10. Luis

    27 marzo, 2020

    Gracias Óscar, la verdad es que por más que lo intente, no me sale escribir más que rarezas o excentricidades absurdas, o abstrusas, más propiamente dicho. Un saludo amigo y que tus análisis sean siempre tan implacables, para bien o para mal!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas