Encuentro

Escrito por
| 76 | 6 Comentarios

Abandonó, por primera vez en mucho tiempo, el sitio donde habitaba tras la condena divina deseando encontrar alguna otra criatura a quien amar. Escondido bajo los árboles y entre los arbustos, entre el espesor de la selva, avistó por primera vez, rodeada de ovejas, apenas cubierta con una túnica de piel y portando en su mano un cayado, a la mujer más bella que jamás había visto. Por lo menos así le pareció. La única otra mujer que había visto era su madre hacía mucho tiempo atrás. Todavía escondido entre los arbustos y temblando de miedo, siguió sus pasos cautelosamente.

¡De repente sus miradas se encontraron! ¡Vio su mirada tan inocente, tan penetrante! Tan solo le bastó una mirada, un segundo, para darse cuenta que la había encontrado.

El estómago empezó a revolvérsele. Sin entender por qué sintió que enloquecía, que perdía la razón. Salió de entre los arbustos titubeando y tartamudeando y a duras penas, en el único lenguaje que conocía y que no había usado en mucho tiempo balbuceo: “Ca-ca-ca-í-n. So-so-so-y Ca-í-n.”

Comentarios

  1. Mabel

    21 febrero, 2020

    Muy buen relato. Un abrazo José Rubén y mi voto desde Andalucía

  2. Luis

    22 febrero, 2020

    Impactante relato! Un saludo JR, y mi voto!!

  3. JR

    24 febrero, 2020

    Mabel, muchas gracias por tu apoyo.

  4. JR

    24 febrero, 2020

    Luis, muy agradecido por tu comentario.

  5. Walter Alan

    15 marzo, 2020

    Un buen relato. Ya 10 Me Gusta. Éxitos, lo mereces. Atte. Walter Alan. Siga el viaje.

  6. JR

    16 marzo, 2020

    @walteralannielf – Muchas gracias por sus votos y sus comentarios. Muy agradecido. Espero no decepcionarle. Saludos!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas