Olvida y duerme

Escrito por
| 28 | 1 Comentario

Un día cualquiera decidió quemar la única cosa que amaba de ella…Esa parte que le traía recuerdos y la hacía sentir odiada ante los demás, recuerdos que no eran más que eso y que la acompañaban cuando no había otra cosa que soledad.

…Recordaba cómo se movía, como con unos simples pasos conseguía poner su mundo de cabeza…y de él, claro; Como esa sonrisa torcida se volvía de ella.

Y mientras la lágrima rodaba por su mejilla y el dolor lo consumía desde adentro, lentamente cada página iba perdiendo su sentido y se volvía cenizas.

La flor del misterio que depositó sobre los restos de un cuerpo calcinado en aquel invierno eterno, se esfumo poco a poco. Ahora ya mucho tiempo ha pasado sobre ella, y desde la ventana de su celda, observa la luna en las noches despejadas y sabe que él no está muerto, ve sus ojos reflejándose en un mar calmo.

Días después decide quedar ciega y se arranca entre torrentes de sangre, los globos oculares; Pero aún siente su presencia rodeándola en cada uno de sus minutos; Semanas más tarde, ya no hay nadie que cuente su historia y por todo el lugar aún puede percibirse ese olor a carne chamuscada.

Comentarios

  1. Mabel

    5 febrero, 2020

    ¡Impresionante! Un abrazo Lilia y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas