La Tuba

Escrito por
| 19 | 1 Comentario
De un chelo enamorada
estaba la tuba,
de un hermoso y brillante chelo
que la engalanaba por las noches
sonando sin ningún repertorio,
lo que le salía del alma
de chelo enamorado,
en notas discordantes
pero llenas de sentido.
La tuba por su parte
se reía de su sonar absurdo
y desordenado.
Pero lo amaba tanto
que hasta el descompás
la elevaba
al séptimo cielo musical.
Desconcierto de amor,
pero amor, al fin y al cabo.
A la par, una trompeta fina y elegante
como recién horneada,
deslumbrante
y bastante pretenciosa,
quiso brindarle una melodía de conquista,
que no pudiera olvidar y la persiguiera.
Queriendo despertar así a la dulce tuba,
como un pétalo en su boca,
sonando su corazón de aire;
sumergido en la atmósfera,
sonaba
y sonaba fuerte
y lejano,
y hermoso como un milagro.
Pero nunca tan profundo y cercano
como a las curvas y cuerdas de su chelo
ella abrazaba.
Siempre tuvo claro
con quién quería formar su orquesta
por más melodías que nadie la inventara.

 

Comentarios

  1. Mabel

    21 abril, 2020

    Muy buen poema. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas