PREGÚNTAME SI TE CREO

Escrito por
| 29 | Dejar un comentario

Reconozco que pocas veces alguiende mi familia o lugar laboral era lo suficientemente valiente para acompañarme al supermercado, y menos cuando se había acabado la margarina o mantequilla, pues sabían que no iba a demorarme menos de media hora en la vitrina donde estaban estos productos. Debido a que no sacaba ninguno de ellos si antes noleía bien detenidamente que tenía cada uno de eso productos. De hecho no era raro que los pesara antes de llevarlos alguna de las cajas, y diría sin la menor duda, que era lo que más le cargaba a mi novio Osvaldo y eso lo podía ver en su cara de fastidio, sobretodo, cuando era capaz de esperar un buen rato, que una de las balanzas se desocupara. Cuando por fin salíamos del supermercado y subíamos al auto. El ahí aprovechaba de desahogarse, diciéndome; -¡Pucha maca!, nos vemos cada 3 semanas, cuando vuelvo de la mina (él trabajaba en la minera La Escondida de prevencionista de riesgos en la 4° región de Chile y yo en la 5° de Profesora generalista de un primero Básico)-Y en vez de sacarle el máximo tiempo que tenemos para estar juntos, casi de eso o con tu familia, o ayudándote hacer guías para la escuela o en el supermercado, haciendo ellos- ¿No te parece absurdo todo eso? -Tengo que admitir que podía aguantar cualquier insinuación, por pesada que fuera, menos que lo que hacía era absurdo- Así que cuando me decía eso me llegaban a salir llamas de las pupilas. -¡Mira OsvaldoCastello!, Cuando me conociste sabias como era, y lo más bien que me acompañabas a ver mi familia y hacer mis trabajos de la universidad -Bueno Maca eso era antes, pues pensé que con el tiempo se te iba pasar, o iba a lograr que te regularas un poco -Pues pensaste mal, y por si acaso, mientras tu estas trabajando en el norte, yo no me la paso tocando el piano ni menos retocándome las cejas o pintándome las uñas, también trabajo y en la escuela son expertos en mandarme trabajo para la casa, pero a pesar de eso igual me he quedado hablando por teléfono o wasap hasta tarde contigo, y cuando vienes o alojamos en tu departamento o en el mío. ¿Así que no sé de qué te quejas? -De nada, salvo que debió haberme regalado una tonelada de mantequilla, y margarina, para que así una ida en un supermercado, no se hubiera convertido en viaje de 3 horas. -Desde ahí no me dijo nada más. Y pensé que iba seguir enojado hasta que volviéramos a vernos en 3 semanas, y a lo mejor capaz que hasta daría el sobre azul, o el diplomático hasta aquí llegamos, cosa que en el fondo esperaba, ya que también me estaban cansado sus reclamos- Sin embargo cuando volvimos paso lo que esperaba (y deseaba) eso si con un pequeño detalle. .Y eso fue: Que había quedado tan chato conmigo, que estaba seguro de que nunca iba fijar más en una mujer. Yo solamente lo mire con sarcasmo y me limite a decirle: – ¡Por mi está bien y te deseo lo mejor-, y me fui sin hacer el escándalo que quizás otra en mi lugar hubiera hecho. Luego de eso me dije a mi misma:- salvo que esto sea solo una excusa para salir del closet, (cosa que en la intimidad conmigo lo disimulo muy bien), o quizás me dijo para hacerme sentir mal que por mil culpa el resto de mi género se iba a perder a semejante semental italiano. Lo que si tenía claro era que dudo que siga con esta determinación cuando te encuentres de frente con una mujer con mini falda o pantalones ajustados.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas