Secuelas

Escrito por
| 34 | 3 Comentarios

Paseaba por la vida

controlada,

perfilada y criticada por ojos ajenos.

Diana de los que apuntan maneras con la venganza.

De los que supuran de fina envidia.

 

Culpable de no escapar a tiempo,

atrincherada en el ombligo del enemigo

por no temer al peligro,

por no medir lo gigante,

por no conocerse en lo oscuro.

 

Desalada mariposa

con los labios pintados de rojo.

Sosteniendo en sus manos

la felicidad perdida

amaneció un día diosa,

dichosa, confusa

y enamorada a un tiempo.

Creyendo reconocer en él

todo lo esperado, lo querido,

y lo soñado,

entregó su alma ingenua

vagamente defendida.

 

Le prestaba otra vida

porque la suya estaba rota.

Soledad y llanto

guardaba en su fortaleza.

Secuelas de un amor,

que de tarde en tarde,

la enseñaba

como tocar el cielo

con las puntas de los pies

en el infierno.

Encadenada a un poema

que nunca dio rima a su estrofa.

Comentarios

  1. Mabel

    20 abril, 2020

    Muy buen poema. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Esruza

    20 abril, 2020

    Muy bueno, me gusta lo que dices.

    Mi voto

    Estela

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas