Un día callado

Escrito por
| 26 | 1 Comentario

UN DÍA CALLADO

Para el silencio, un día callado
Sentado con los ojos somnolientos
Mientras muere el ruido ambiente
En el movimiento de mis cortinas.

Se siente el andar de fantasmas
Al enredarse todos mis suspiros
En el vaivén de los pastizales
Que suceden verdes amarillentos.

Y mientras caigo sobre la nada
Mis recuerdos dejan de repetirse
En los libros de mi memoria
Porque me vuelvo un fantasma.

*
Apenas lloran los árboles
Bajo un mediodía cálido
Que dan sonido a los vientos
Que quizá pueda significar
El eco de buenas juventudes,
Y bajo ellos juegan mis niños
Con sus duendes nostálgicos,
Juegan a bajar estrellas
Mientras los odio con un beso.
*

Para el silencio, un día dormido
Que agita mariposas verdes
Que nacieron de un beso fugaz
Del que siempre se marchó.

¿Ves cómo sonríen las flores
Bajo el despejado del azul?
Sé que un día hará falta
Inscribirme en la eternidad.

Siguen parpadeando las hojas
Como parte de su destino poético
En el suceder de la naturaleza
Y en cualquiera de mis versos.

*
Apenas lloran los árboles
Bajo un mediodía cálido
Que dan sonido a los vientos
Que quizá pueda significar
El eco de buenas juventudes,
Y bajo ellos juegan mis niños
Con sus duendes nostálgicos,
Juegan a bajar estrellas
Mientras los odio con un beso.
*

No hay eco de música
En este mundo sombreado,
Ni esquelas a la esperanza
Ni comparaciones con el alba,
Solo un suspiro por lo que ya fue,
Una tristeza, a todo color,
Un niño queriendo jugar,
Pero la soledad le nace de los huesos
Sus pequeños besos son amargos
Y en un día callado
Todo me sabe a él.

Comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas