Vagar

Escrito por
| 44 | 5 Comentarios

Es una tristeza aguda, despersonalizada, permanente, residual. Situada en cada uno de los rincones de un cuerpo que no reconozco, que me estorba, que no tiene sentido. Un cuerpo que analizo, que brota, que deja marca, que se compone de ellas. Cientos de marcas, la mala genética, las malas decisiones. Los días de vacío, cualquiera me vale. Me regalo, me doy sin conciencia y con toda ella, me reviento en cualquier boca, me sangran los domingos. No tengo intenciones, no logro expectativas, siempre sin garantías. Huyendo de la incertidumbre, convirtiéndome en ella. No hay nada estable mientras siga temblando. No hay nada quieto mientras voy dando tumbos. No soy un lugar seguro.

Comentarios

  1. Luis

    1 junio, 2020

    Muy buen relato, un saludo y mi voto, Erodora!

  2. Mabel

    1 junio, 2020

    ¡Me encanta! Un abrazo Erodora y mi voto desde Andalucía

  3. Esruza

    2 junio, 2020

    Muy triste, no encontrarse a sí mismo.

    Mi voto

  4. MP

    3 junio, 2020

    me gusta tu relato, intimista, un abrazo y mi voto.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas