Viendo la vida verdadera – Rubayat del DYC de Sesi García

Escrito por
| 59 | Dejar un comentario

RUBAYAT DEL DYC

Autor: Sesi García

Editorial: Ojos de Sol

Nº de páginas: 78

Enlace: Link 

 

Hay libros que se leen y se recuerdan, libros que pasan sin más por el oficio de la lectura. Otros sin embargo, se escancian y destilan, se saborean y paladean como hacían los sabios sufíes a la luz de la luna. Rubayat del DYC, la novedad de la prometedora editorial Ojos de Sol, es un libro pleno y redondo sobre las curvas vitales del ser. A modo de «cantigas» árabes se nos da un recorrido puramente personal por el autor.

Por Julián Hernández Villacosa

«¡Camarero!, arma el vaso que comienza la nocturna y la barra y la belleza. ¡Camarera!, no pares, hasta arriba, que ya veo la vida verdadera». Dice Cicerón en sus reflexiones sobre la oratoria que todo buen ciudadano debe saber captar la atención mediante el buen uso de la palabra. En una época, más allá de enfermedades y diversas índoles, donde el oficio de poeta está siempre en entredicho, hay autores que se dedican en cuerpo y alma a la Poesía. Nos encontramos ante Sesi García, autor de numerosos poemarios y reciente ganador de los premios Álvaro de Tarfe y el Gerardo Diego sobre Investigación literaria.

El autor proviene de una voz que se destila en sus poemas: los Novísimos. Mediante un lenguaje propio, Sesi García ha sabido captar la esencia clásica de las rubaí junto al poso postmodernista con temas como lo erótico-festivo, la ebriedad, el existencialismo e incluso la vida académica. El poemario, prologado por él mismo en un ejercicio pessoniano, no es una sucesión ordenada de dichas temáticas. Respira con ritmo propio. Mediante la amalgama de temas se nos sucede el devenir existencial del poeta: el oficio de la Academia, el encuentro con el amor, con la ebriedad, el memento mori. Así pues, es un libro modernamente clásico. Un soplo de aire fresco con los tópicos latinos y árabes.

Dicen de Jayyam que disfrutaba de dos placeres en esta vida (como es obvio): beber y escribir. Sesi García alza su voz a favor del disfrute, no del sufrimiento de la bebida, de lo líquido como ambrosía. No es de extrañar que un joven, con una trayectoria en potencial alza, como el autor haya escrito este libro. Tan sólo ha tenido que disfrutar del camino. Como hacía Jayyam.

Julián Hernández Villacosa.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas