El caballo de madera

Escrito por
| 34 | 2 Comentarios

Hacía ya varias horas que Víctor había irrumpido en aquella casa abandonada en busca de algo de valor, algún objeto antiguo por lo que pudiera sacar algún dinero. Descendió al inmundo sótano. Estaba por darse por vencido cuando entre bolsas de basura y escombros, creyó descubrir algo. Apuntó la luz de su linterna hacia aquel lugar. Se trataba de un antiguo caballo de madera, un caballo balancín. No parecía la gran cosa, pero con un poco de suerte, conseguiría que el juguetero de la calle Rivera le diera algo por él. No se trataba del típico caballo balancín con el cual jugaría un niño. Este había sido alcanzado por el paso del tiempo y el abandono, pero nada que no pudiese arreglarse con con un poco de trabajo. La crin estaba apelmazada, tenía lugares en donde la madera se había deformando por la humedad, pero aun conservaba en bastante buen estado las tiras de cuero, tanto del cabestro como de las riendas. Tenía unos extraños ojos dibujados a mano, y unos símbolos de apariencia primitiva al costado del cuerpo, que lo volvían más interesante. Víctor se acercó al caballo, y pudo percibir el olor a madera podrida. Cuando quiso levantarlo descubrió que éste parecía pesar una tonelada. Quizás lo habían clavado al piso para evitar que lo robaran —pensó—. Pero en ese momento el caballo empezó a balancearse con violencia. La puerta del sótano se cerró con un fuerte estampido. Víctor, gritó aterrado y dejó escapar la linterna de sus manos, que se hizo pedazos contra el suelo. No obstante la oscuridad no iba a durar demasiado. Los ojos del caballo comenzaron a emitir una fosforescencia anormal, que le permitieron a Víctor ver los dientes amarillos, deformes de aquel caballo, que ahora asomaban a través de una mueca blasfema, que pretendía ser una sonrisa.

 

Comentarios

  1. Esruza

    16 julio, 2020

    Buen cuento, me atrapo. y… me asustó.

    Mi voto

    Estela

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas