Mi esposita abnegada

Escrito por
| 84 | 10 Comentarios

Dices: ¡Te Quiero!, ¡Te Amo!, ¡Te Adoro!

Que yo soy tu Tesoro y cada día me lo demuestras más,

pues cuando salgo a trabajar arduamente te dedicas

a que todo en la casa quinta fluidamente pueda funcionar.

Para muestra un botón iniciando la semana,

llamaste al vecino Fraga quien es muy buen plomero,

dedicado y con mucho esmero el tubo de la ducha te acomodó,

solucionando raudo y veloz la gotera que te aquejaba.

No se hizo esperar el martes cuando a trabajar salí,

llamaste al Musiú Samir que en papel tapiz se especializa,

para que, en el largo pasillo central de nuestra humilde morada,

él cambiara con tu ayuda, mi esposita adorada,

todo el rodapié de allí hasta la habitación,

colocándote para la ocasión, y como siempre pensando en mí,

los shores cortos que te di, que a tus pronunciadas curvas se ajustaban,

logrando que hasta el vecino Fraga nuevamente por aquí,

también se animara a ayudarles, a ti y al Musiú Samir.

El jueves me dices: “¡Vida! Fue muy dura la jornada”

esperándome acostada, exhausta y sin aliento,

contándome que Roberto, el del gimnasio de la esquina,

“Aquél que es bien grandote, el que parece un cuarto de milla”

hacía unos minutos se acababa de ir y rascándote la nariz

terminas de contarme, que una mano vino a darte para poder el tanque llenar,

a fuerza de tobo cada ratico, como por tres largas horas enteras,

subiendo y bajando, escaleras, hasta por fin el agua derramar.

El viernes por fin llegó ya cerrando la semana

y todo en la casa quinta fluidamente funcionaba,

pero mi pobre esposita toda cansada y extenuada,

un poco de quebranto en su cuerpecito sintió,

así que, por fin, preocupándose por ella,

poco a poco y despacito

llegó al consultorio estricto del buen amigo, doctor Ernesto,

que en obra de tan solo dos horas me la dejó feliz y sin desperfecto.

Ahora luego de todo, yo pensando en mis adentros,

les cuento a todos mis adeptos, que deben ser como tres o dos,

que hay algo que me trae preocupado,

y es que el miércoles manitos, por si cuenta no sean dado,

la catira tiene algo, algo tiene ahí bien guardado

que tristemente hasta el momento,

a mí, a mí, ¡a mí no me lo ha contado!

¿Qué me esconderá mi catira?

Comentarios

  1. Esruza

    24 julio, 2020

    ¡Ay! qué barbaridad, qué esposita tan atareada.

    Mi voto.

    Estela

  2. Mabel

    24 julio, 2020

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenido

  3. Eli...

    25 julio, 2020

    Que gracioso, sólo el miércoles no te contó jajaja!
    Muy bueno y BIENVENIDO.
    Voto y abrazo

  4. Jota

    25 julio, 2020

    Saludos Estela, muchas Gracias por leerme, por tu voto y comentario. En serio, que atareada la esposita 🙂 Ya así no se consiguen!!! ¿o tal vez se consiguen muchas? ¡Mejor que no! 🙂

  5. Jota

    25 julio, 2020

    Un gusto que te haya encantado Mabel, un placer el contacto, gracias por tu voto y Bienvenida 🙂

  6. Jota

    25 julio, 2020

    Saludos Eli, muchas gracias por tu comentario, por tu voto y bienvenida 😉
    Si, en verdad no sé qué le pasó que del miércoles no dijo nada, si de todos los demás días ¡me contó todo!
    ja ja ja ja ja ja ja ja Es que por eso confío tanto en ella…

    Postdata: El poema nada tiene que ver con mi realidad… Ja ja ja ja.

  7. Jota

    27 julio, 2020

    Saludos Naim, ¡Gracias por todo!
    Y cierto, por fin ¿qué será?
    Pero él preocupándose por lo del miércoles, cuando realmente debía preocuparse por entender lo que la abnegada le decía que le pasó el resto de los días de la semana.. ja ja ja ja ja..

  8. Vero

    23 septiembre, 2020

    Madre mía! Qué estará ocultando ella? Muy bueno el relato, mi voto y un saludo.

  9. Cortex

    27 septiembre, 2020

    Una joya de esposita.

    Lo del miércoles debió ser,

    el culimpinado del Yoga, Ja!

    Cortex.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas