Víctor ( primera parte)

Escrito por
| 28 | 2 Comentarios

Víctor, mi padre, mi gran amigo, se ha ido. Se fué sin terminar su autobiografía «no autorizada» jeje, solía bromear con eso, se fué y terminó de partirme el corazón, no alcancé a enseñarle a usar fb, no pude ayudarlo a bien morir, no pude susurrarle palabras bonitas o sostener su mano en la transición, pensé que tendría tiempo, planeaba regresar a México en 2 años más y poder cuidar de su vejez al menos de él pues mi madre murió muy rápido, pero su muerte también fué sorpresiva. Y aunque aún mis ojos son un torrente de lágrimas, y aunque aún todo duele y los libros lloran cuando los veo y nuestra alma está de luto voy a comenzar a escribir la historia que no sé logró concretar pero que que está escondida entre los sueños, entre los anhelos generosos de mis padres, les continuaré su vida donde la dejaron, de aquí en adelante será ficción pero sustentada en la huella que han dejado en mi.

Víctor y sus 75 años al hombro, se empeñaba en salir adelante pero se sentía profundamente solo, llenaba sus dias con dulces y música, tenía 4 hijos pero todos con sus vidas muy ocupadas, de vez en cuando le llamaban para preguntar como estaba y claro que siempre contestaría que estaba muy bien más la realidad le aplastaba y le hacia caminar inclinado, en esas estaba cuando un dia sin esperarlo ni buscarlo encontró entre los anuncios de clasificado del peródico «El Informador» una solicitud de amistad muy peculiar, se solicitaba a persona de la tercera edad con capacidad para pensar y para viajar de manera inmediata, aspirantes favor de enviar una lista de sus deseos mas profundos en la vida, en caso de coincidir recibiran dirección para entrevista en persona, algo así decía y aun sin darle una doble lectura Víctor comenzó a escribir los deseos más profundos en la vida que no había ya realizado, pues ser padre ya lo había logrado (ya hasta era abuelo), su lista comenzaba con el viaje a España que siempre soñó con realizar y por el cual durante años compartió con su familia la colección completa de «Los Churumbeles de España», las tardes planeadas en la plaza de toros «El nuevo Progreso», y la lectura con fotografías de ciudades y pueblos famosos de España que venían en una colección especial de libros. El siguiente gran deseo en su vida era enamorarse de nuevo, y ser correspondido. Continuó su lista con comer más saludable, vivir más saludable, etcétera.

Comentarios

  1. Luis

    19 julio, 2020

    Buena prosa y ágil, además la idea y el argumento me parecen fantásticos, que no fantasiosos, un saludo y mi voto!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas