Nocturna

Escrito por
| 48 | 5 Comentarios

Si alguna vez en tu sueño logras encontrar el oscuro límite entre mundos, y tu espíritu hasta ese momento ignorante, desea con suficiente fuerza traspasarlo, tal vez el guardián que vigila su tránsito se apiade y te deje entrar al otro lado. No busques, no preguntes, no lo intentes, solo duerme.

Abro los ojos a una realidad en blanco y azul, y me elevo desde mi lecho hasta el centro de la estancia sintiendo cada latido de mi corazón como música que me guía. Mi tiempo se ha detenido para dominar mi espacio y el tuyo, y me abandono ante la fuerza que me arrastra al destino marcado desde hace mil vidas.

Esta noche es por fin mía, solo mía, la primera de una eternidad.

Cruzo la distancia que nos separa, ligera, nocturna, perfecta, y llego hasta tu ventana, que se abre ante mí atrevida y ansiosa. Te observo tendido en aparente placidez, aunque sé que me presientes y esperabas nuestro encuentro.

Me acerco para besar tu cuello suavemente y percibo tus pulsaciones, tentadoras, provocándome, anulando mis sentidos hasta que mi mente solo es capaz de pensar en la fuente de dulce néctar que encierras. Con el deseo taladrando mi pecho abro el adorado manantial. Dejo que el torrente de tu sangre invada mi boca, mis labios, mi cuello, y entonces comprendo que he existido sólo para este momento. Consigo rozar el infinito, que se muestra a mis ojos tangible, alcanzable; me sumerjo en un éxtasis sobrenatural de plenitud y oscuridad y tan solo deseo que sientas lo mismo que yo. No hace falta usar palabras, ya no. Me agarras las muñecas y con una certera punción bebes de mí, como yo bebo de ti. Tu sangre y la mía se funden y confunden. Y así alimentamos la noche con el color rojo, mientras la luna nos mira, cómplice silenciosa, y el mundo se vuelve cada vez más pequeño.

Tu vida palpita en mis venas y la mía en las tuyas, convirtiéndonos en uno para siempre.

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    10 agosto, 2020

    Muy buen Cuento. Un abrazo Nerta y mi voto desde Andalucía

  2. Dr. Krapp

    11 agosto, 2020

    Me inquietan los territorios fronterizos porque siendo magnéticos y atractivos te puedes quedar atrapados en ellos y sin posibilidad de retornar.
    Felicidades por tu cuento.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas