AUGURIOS

Escrito por
| 26 | 3 Comentarios

                                                                      Lleno de regocijo veo a las mariposas perderse en el ocaso

                                                                      Como presagio de una noche sin luna.

 

Mi gran aliento es recordar que siempre te recuerdo,

el color que nunca miro es el gris de tu tristeza.

El tiempo pasa tan rápido que con una sola bocanada de aire

me alcanza para mimetizarme en tu urbe caótica.

Creo que no alcanzaré el amanecer y no estaré

para escuchar el ladrido de los perros,

cuando a pie de tu ventana alucine con ver tu estampa

bajo el influjo de la tenue luz del alba.

 

En este punto ya el viento no regresará

acompañado de profanas quimeras,

Sé que estarás confundida con mi insólito proceder,

Por estar buscando espacios baldíos en tus ojos de color  atardecer.

Esta es una demostración más de la imperiosa  necesidad

de atraer a mi refugio tus escurridizos adioses.

Comentarios

  1. Mabel

    16 septiembre, 2020

    Muy buen poema. Un abrazo Luis Alfredo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas