Raíces…

Escrito por
| 50 | 3 Comentarios

Han pasado ya unos meses desde el momento en que comencé a escribirles esto, quiero ir sin prisa, solo anotando aquellas cosas que y personas que quiero presentarles. Aun no defino si es un libro o una carta un poco larga.
Hoy el olor al café cubano denuncia mi presencia en Miami. Ese Miami que siempre fue destino, sueño o meta de todos nosotros. Porque las cosas lindas que mirábamos en La Esperanza venían de Miami; las fotos de las fiestas familiares de los Corpas venían de Miami, la familia que vivía en “el extranjero” y que aparecía en alguna ocasión especial venía desde Miami. Este Miami que se parece tan poco a la Esperanza o la casa azul de La Loma, excepto cuando te cruzas con algún viejo en Hialeah que comienza a hablar de los centrales azucareros de la Isla, o cuando te sientas a desayunar en el Varsailles de la Calle Ocho, y oyes alguna conversación de señores con guayaberas blancas, hablando de sus añoranzas mientras piden un café cubano y algunas croquetas con sabor a recuerdos viejos. Pero el presente que vivimos queridos hijos, no se parece en nada a las historias que nos parieron, por eso cuando lean esto traten de ver más allá, vivir los lugares y la gente que hizo camino para ustedes porque ahí están sus raíces, su esencia. No importa G_______ que vos nacieras en Argentina juntos las Cataratas del Iguazú, porque tienes una Cuba gigante en tu ADN, no importa N_______ que nunca hayas estado en Potrerillo o La esperanza, no importa que nunca corriste por la loma intentando perseguir a la gallina que nos alimentaría a todos en la sopa de la tarde; de todas maneras nosotros somos el barrio, somos el lugar que nos hizo, y eso nos debe mantener humildes, enfocados y agradecidos. Nosotros no seremos de aquellos que hablan de “los de allá” o “los de acá”, porque aunque la política o la geografía nos hayan separado, somos ramas que estamos ancladas el mismo tronco, con las raíces que el tatarabuelo Paco, aquel Malagueño trabajador, sembró para siempre en nuestras tierras cubanas.

Comentarios

  1. Esruza

    16 septiembre, 2020

    Estimado Corpas:

    Sí creo que se debe estar agradecido a l tierra que da cobijo,, pero, lógicamente, nunca se olvidan las raíces.

    Buen escrto.

    Mi voto y saludos.

    Estela

  2. Sosias

    17 septiembre, 2020

    Se deja ver una maravillosa declaración de amor a la Patria.
    Aunque a veces haya que podar las raíces,la savia sigue circulando para mantener el ADN con todas sus cualidades.

    Me gusta mucho su cuidado y finura.

    Felicidades y mi voto.

  3. viky

    17 septiembre, 2020

    Me gusto mucho tu relato, es mucha verdad, lo que nuestros hijos ven ahora es muy distinto a lo experimentaron nuestros abuelos . Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas