«La poeta en su laberinto» – Tuétano | Marrow de Andrea Sofía Crespo Madrid

Escrito por
| 76 | Dejar un comentario

TUÉTANO | MARROW

Autor: Andrea Sofía Crespo Madrid

Traductor: Daniel Oliveros

Editorial: Ojos de Sol

Nº de páginas: 126

Enlace: Link 

 

 

Siempre hay una claridad que viene después de la lectura. En estos meses que nos hemos encontrado confinados, y seguimos confinados, la lectura se ha convertido en un refugio, pero también en un objetivo, una meta. Mezclando una variedad de tradiciones y ecos (de Borges y Vallejo, pasando por Berta García Faet), Andrea Sofía Crespo Madrid se desgarra los adentros poéticos y nos trae Tuétano.

Por Julián Hernández Villacosa 

«me pregunto cuánto ensayan sus monólogos los secuestradores cuando llegan, desde la noche, estirando el tiempo». Me pregunto, me pregunto… ¿De dónde salen todas estas voces jóvenes últimamente? El panorama poético español ha sufrido un cambio estos últimos años gracias a la labor de las pequeñas editoriales y, gracias también, a la globalización de las letras (algo habrá que agradecerle a este fenómeno). Desde Hispanoamérica nos llegan nuevos estilos, voces y sentimentalidades que no habíamos traído. Hasta hoy.

Cuando uno habla sobre la muerte del padre, sin más remedio piensa en la elegía, en el lamento, en un cierto regusto que se puede tornar en lo clásico o tornarse a lo infantil. No es así con los versos de la autora. Desde un primer momento se nos avisa e indica con el prólogo de Carlos Katan que estamos ante una obra madura, reflexionada y sincera. No puedo dejar de entrever ciertos estilos y ecos de otros autores como Borges y Vallejo en el tratamiento del lenguaje, como al principio del poema La cruzada de los niños: «vino la muerte y tenía un solo ojo/dentro la bala, afuera el cristal…». Y en este diálogo entre clásicos (¿ya son clásicos?) y lector, se genera una fricción, pero positiva. Lo incómodo se vuelve real pero a la vez abraza y consuela. Y si hablamos de la oralidad del libro… es una delicia leerlo en alto, frente al espejo, mirándote, viendo como te cae una lágrima sin saber si es de regocijo o de tristeza. «Qué útil nos será el luto cuando se vuelva perenne».

Julián Hernández Villacosa

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas