CAE LA TARDE

Escrito por
| 30 | 2 Comentarios
Cae la tarde. Hay pasados que duelen, hay recuerdos que ensordecen, hoy me quedo con ellos. Esas cosas pesan, pero menos mal el mundo debe seguir adelante. No hay nada en mi casa y anhelo recibir un poco de sol. Afuera está despejado y tengo las manos heladas por fuera de la ventana. No hay punto de comparación, he pasado a vivir para siempre, resolviendo condenas autoimpuestas. Hace algo de calor afuera, apenas lo suficiente para que germine la vida.
Nadie en mi alma, nadie me extraña. Yo en minguna memoria, yo y el aire. El sol desintegra a algunos gatos recostados sobre las terrazas, permanecen sus sombras. Hay una absoluta tranquilidad y a partir de ahí, el eco de los árboles. Ya no están los deseos al abrazo, a lo incierto, a lo que nunca se cumplirá, lo que muere en media sonrisa. El aire mismo es tibio y al borde de mis ojos, las tristezas líquidas. Cae la tarde.

Comentarios

  1. Luis

    30 noviembre, 2020

    Muy buen relato, triste y lúgubre, un saludo y mi voto!

  2. Mabel

    30 noviembre, 2020

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas