Falsa Alicia

Escrito por
| 46 | 6 Comentarios

La primera vez que vi
un conejo blanco
estaba cubierto de sangre
y de manos.

Sangre en las batas.
Sangre en los guantes.

No pude seguirlo a ninguna parte.

Del revés, la vocación y las tripas.
No había ninguna entrada
al País de las Maravillas
para mí.

Comentarios

  1. Luis

    24 noviembre, 2020

    Muy bueno, un saludo y mi voto Ginimar!!

  2. Mabel

    24 noviembre, 2020

    ¡Me encanta! Un abrazo Ginimar y mi voto desde Andalucía

  3. ginimar de letras

    26 noviembre, 2020

    Gracias también Luis y Mabel. Casi me olvido de mencionaros. Un abrazo enorme 🙂

  4. Zarita

    27 noviembre, 2020

    Muy bueno Ginimar. Crudo como las tripas de ese conejo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas