Tal para cual

Escrito por
| 41 | 7 Comentarios

A veces para entender lo insoportable que puede llegar a ser tratar con vos, tenés que verte en otra persona.

Me encontré con un amigo en la calle para ir a una reunión de trabajo importante, lejos está de ser una oficina, llegó totalmente puesto. Cosa que me hinchó mucho las pelotas. Después empezó con el show de siempre, mirar para atrás cada dos segundos y decir ‘nos están siguiendo, nos están siguiendo’ respiré profundo y no dije nada. Llegamos a la reunión. No dijo una palabra en toda la reunión, y tenía la cara triste. Nos fuimos, lo dejé en su casa  y fui para la mía. Ni lo saludé.

Llegué a casa y me puse a buscar el papel que nos pidieron en la reunión. Busqué pero no lo encontré, el quilombo que tenía en casa era realmente importante. Dije, bueno, lo debe tener él.

Me puse a ver un poco de televisión, puse el noticiero. A la mañana una noticia con un montón de muertos, al mediodía los muertos eran menos y a la tarde resulta que no había ningún muerto, lo de siempre. Apagué la tele.

Al otro día fui a la casa de mi amigo, me abrió y le pregunté por el papel que estaba buscando.

Entré.

-¿Por qué no limpiás?

Salió del baño Andrea-hola y chau. Mi vieja está insoportable-me dijo y se fue.

-¿Te acostaste con esta piba? ¿Cuántos años tiene?

-No sé, pero me dijo que era mayor. Parece mayor

-Espero que sea mayor

Seguí buscando el papel, no lo encontré.

Me fui enojado, antes le dije,

-¡Limpiá boludo, limpiá! Mirá el quilombo que tenés, además hay rastros de falopa por todos lados.

Va a llegar tu ex con tu hija en cualquier momento.

¡Y encontrá ese papel!

Llegué a mi casa y al segundo me tocó el timbre una vecina, le abrí y me pegó una cachetada.

-Si me entero que volvés a estar con mi hija te mato

-Graciela… ¿Cuántos años tiene tu hija?

-19 recién cumplidos

Me dijo que tenía 25, pensé sin decirlo en voz alta y cerré la puerta.

Me llamó la ex de mi amigo a la noche, lo encontró tirado en el piso convulsionando. No pasó a mayores. Tuvimos una conversación con él ella, la hija y yo.

 

No me rompas la cabeza-La Mosca.

En el mundo del revés todos quieren ser ciempiés

No me te vayas a morir sin venirte a despedir

No se puede ser feliz anulando la razón, demasiado en la nariz y poco en el corazón

No me rompas la cabeza, no me dejes cicatriz

De este lado de la mesa no pretendas que te dejen ser feliz

Esperanzo la carroza no nos queda otro lugar, terminamos en pelotas y volvemos a confiar

Sólo quiero verte bien en el medio de este mar, todo pierde su valor cada vez que te entregás

No me rompas la cabeza, no me dejes cicatriz

De este lado de la mesa no pretendas que te dejen ser feliz

 

Una semana después volvimos a la reunión de trabajo.

-Encontraste el papel-me dijo mi amigo

-Sí… lo tenía yo-Le contesté

Comentarios

  1. Eli...

    24 noviembre, 2020

    @gilgonzales
    ¡Muy buen relato! Así es la teoría del espejo, otra persona nos muestra lo que somos, y eso que nos molesta de nosotros mismos, «con voluntad» puede acomodarse. Me encanto «me hinchó mucho las pelotas», muy nuestro.
    Me inmiscuyo en tu vida desde el afecto virtual que compartimos, ojo con quién te acostás, ja, ja, ja. Te puede caer además de Graciela «el colectivo».
    Abrazos compatriota 🙂
    PD: me atrasé tanto en las publicaciones, que hoy espero ponerme al día.

  2. gonzalez

    24 noviembre, 2020

    Muchas gracias, Eli. Me hiciste reír en algunas partes del tu comentario, jaja. Un fuerte abrazo.

  3. Mabel

    24 noviembre, 2020

    Muy buen texto. Un abrazo González y mi voto desde Andalucía

  4. Vladodivac

    25 noviembre, 2020

    @gilgonzalez

    Me gusta tu relato amigo, me volaste la chola con eso de No me rompas la cabeza-La Mosca En el mundo del revés todos quieren ser ciempiés No me te vayas a morir sin venirte a despedir.
    Un abrazo amigo.

    Semper Fidelis.

    Joaquin.

  5. gonzalez

    25 noviembre, 2020

    Muchas gracias, Joaquín. Sí, es una canción que me gusta mucho! Un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas