Sin crisálida

Escrito por
| 56 | 8 Comentarios

No supe de mis alas,

hasta que habían crecido, tanto,

como para dominar y soportar mi peso en vuelo.

Me acostumbré al dolor,

entre las sombras,

en la ausencia de disfrute,

en la anti-complacencia sostenida

por los ruidos de las modas de algunos

y las imposiciones de otros.

Dormí aletargada en sueños,

sin poder despertar a la fe ni a la consciencia.

No supe que el dolor que padecía

era el lento transitar de la savia en marcha,

entre las sutiles cavernas del plano de mis vuelos.

Imaginé que fui, pero no fui…

No atendí las fallas ajenas,

hasta poder reconocer las propias

en rostros extraños.

Levanté mi mirada y aún dormía.

No supe que ese estado de inconsciencia,

se debía al tiempo del pernoctar eterno, media vida.

No entendí, que mi niñez de larva muda,

que mi fragilidad aparente

y mis ojos de nube tenían que ver con ellas.

No supe…hasta que las vi en el espejo reflejadas

y entendí que portarlas sería tan doloroso

como sentirlas crecer en mi inocencia.

Ahora que sé que están conmigo,

puedo planear

por sobre el cielo infinito  de mis ansias pasadas,

pernoctar en lo alto, darme al vuelo,

posarme entre las ramas,

caminar con ellas escondidas

y aprontar su amplitud

por si necesito urgente de la huida.

 

Porque la libertad de aprendizaje,

entre luces y amplios dibujos de colores,

sin crisálida y a más de media vida,

con alas o sin alas no es lo mismo.

 

Volar siempre contiene lo infinito…

 Salma 

2011

Comentarios

  1. JR

    16 diciembre, 2020

    @sandra_gutierrez_alvez – ¡Que hermosura de poema! Me ha dejado perplejo, en buen sentido. El ritmo lento del poema es fantástico. ¡Una forma bellísima de describir esa transformación que has experimentado (¿?)! Me ha encantado tu retorno a la expresión “media vida.” Muy hermoso. Mis felicitaciones. Es muy bella tu poesía.

    Desafortunadamente solo puedo darte un «me gusta.»

    Abrazos.

  2. Luis

    16 diciembre, 2020

    Hermoso poema, descriptivo y alusivo al periodo que todos atravesamos alguna vez, quiero pensar. Un abrazo y mi voto Salma!

  3. viky

    16 diciembre, 2020

    Salma me encantó tu poema. Los versos únicos y maravilloso. Mi voto desde Chile y un saludo a la distancia.

  4. Mabel

    16 diciembre, 2020

    ¡Qué hermoso! Un abrazo Salma y mi voto desde Andalucía

  5. Salma

    17 diciembre, 2020

    Agradezco sus comentarios y votos, siempre son un aliciente.
    Este poema tiene sus años y lo tengo publicado en uno de mis blogs, pero este medio me ha traído lectores que aman escribir y ser leído por pares es, además de agradable, muy enriquecedor.

  6. JRPineda

    17 diciembre, 2020

    Bellísima descripción del pasar por la vida. Gracias por compartirlo y poder disfrutarlo.

  7. gonzalez

    19 diciembre, 2020

    Me gustó mucho, bella Salma. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

  8. The geezer

    20 diciembre, 2020

    Precioso poema sobre un «despertar» que llega casi de improviso «no supe de las alas…» y entonces se empiezan a entender las otras fases, la larva…Una manera elegante y profunda de contarlo, con algunas perlas de sabiduría, de propina «No atendí las fallas ajenas, hasta poder reconocer las propias,en rostros extraños»
    Gracias por recuperar este valioso poema para recordarnos el potencial que llevamos dentro!
    Un abrazo grande
    César

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas