Y los monos

Escrito por
| 62 | 10 Comentarios

Ayer me quedé hasta las tantas viendo un documental sobre unos monos. No recuerdo de qué raza eran, creo que eran macacos o algo parecido, no estoy seguro, pero los mamones vivían de puta madre, se tiraban todo el día comiendo fruta fresca directamente de los árboles, follando, saltando por ahí de rama en rama y quitándose los piojos unos a otros, en plan comunidad de verdad, o eso parecía, supongo que uno no va por ahí comiéndose los piojos de otro si no te cae más o menos bien, o sí, porque de alguien habremos heredado nuestra falsedad.

Bueno, el caso es que viendo este documental, con una mano en el mando a distancias y la otra rascándome las pelotas, me preguntaba. ¿Cómo hemos podido involucionar de esta manera tan absurda y brusca? Hemos pasado de estar por ahí pasándolo bien todo el día, y sin más que hacer que comerte los piojos de tu compañero de rama, a la jornada laboral de ocho horas, a turno partido para jodernos más la vida. Hipotecas y demás mierdas. Recordáis el comienzo de la película Trainspotting: «Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?»

Yo ya llevo  tiempo pensando que todo es un despropósito, todo es un chiste de mal gusto, me han engañado, en serio, me estoy volviendo un poco raro, o se me está yendo la olla. Voy por la calle, miro a la gente y les veo cara de gilipollas, pero no es que ellos tengan cara de gilipollas y yo no, para nada, yo cada mañana, lo primero que hago al mirarme al espejo y saludar al primer gilipollas acabado del día. Cada vez más viejo, eso también es verdad, llevo meses vendo como mi cuello se me arruga y empiezo aparecerme a un puto Shar Pei. Envejecer es una putada. Si ya lo es para uno mismo, peor es ver como envejecen las personas que te rodean. Tendríamos que ser como Benjamin Button, así, al enterarnos de cómo funciona este juego absurdo, por lo menos nos quedaría juventud para luchar.

Hace poco alguien me preguntó que si pudiera volver al pasado, a qué parte de mi vida volvería, y qué haría. Yo volvería a cuando era un adolescente, pero no es que me fuese a dar consejos super profundos y tal, que va, solo me diría una cosa: Pedazo de gilipollas, sé que ahora no vas a entender nada, pero cuando llegue el momento, compra todos los Bitcoins que puedas.

No sé si me hubiese ido mejor, pero con dinero, la vida debe de parecer maravillosa, o por lo menos si te la sudan los que no lo tienen, porque uno tampoco debe de sentirse muy bien cuando se compra una casa de un millón de pavos, si sabes que con ese dinero podrías haber ayudado a mucha gente, pero supongo que el dinero hace que este tipo de sentimientos se vayan evaporando hasta desaparecer.

Realmente, si pudiese volver atrás, muy atrás, creo que me dejaría ganar en la carrera hacia el óvulo, no es que se me esté dando mal del todo, en verdad sí, pero igual el que quedó segundo en la carrera tenía una idea más clara de lo que quería hacer al llegar aquí, un propósito y yo se lo jodí. A veces me siento un poco culpable por haberle arrebatado esta oportunidad y no estar aprovechándola como se supone que debería, pero bueno, que hubiese sido más rápido.

Una vez tuve una discusión con una persona que me recriminaba que no había hecho nada con mi vida, y que se me escapaba. La verdad es que, no sé en qué punto uno empieza a hacer algo en la vida, o si realmente hay que hacer algo más allá que de intentar vivirla. No tengo la sensación de ser el tipo más perdedor de la historia de la humanidad, pero que no lo piense, no quiere decir que no lo sea. ¿Irán por ahí los macacos recriminándose que no han hecho nada con sus vidas de monos?

–  ¿Eh tío, piensas tirarte toda la vida follando, comiendo, cagando y quitándole los piojos a otros? ¿Eso es lo único que vas a hacer en la vida? Valiente perdedor. Vete de mi puta rama.

Y mientras tanto, el capitolio de la primera potencia mundial, es asaltado por un tío con el pechito al aire y un gorro con cuernos. Mientras otro se lleva el atril sonriendo y saludando como quien hace una pequeña travesura. No entiendo nada, pero lo peor es que, no sé si hay algo que entender.

Quedo a la espera de que alguien me despierte de este sueño y me diga que es hora de correr hacia el óvulo.

 

 

 

Comentarios

  1. The geezer

    13 enero, 2021

    Jajaja he descubierto que las grandes verdades se explican mejor con humor (como todo, supongo)
    Nunca había pensado lo de la involución, me parece una idea genial, gracias!! Incluso en nuestra historia humana, dice el Arsuaga que los cazadores recolectores trabajaban cuatro horitas al día y luego hala, a procrear , contar historias, hacerse colgantes y piercing con los huesecillos que sobraron, en un campamento junto al río…Igualito que diez horas en la oficina o una fábrica, vamos…
    Lástima que ya no haya nada que cazar ni recolectar, como no sean bitcoins. Lo explicaste perfectamente.
    Un abrazo y nos vemos por las ramas !!
    César

  2. Dr. Krapp

    13 enero, 2021

    Eres pura filosofía con pies.
    Tú que eres más listo que el hambre y escribes estas cosas para epatar y tal, ya sabrás que los que se dedican a fornicar con todo quisque sin mesura y a la menor ocasión son los bonobos que viven escondidos porque son negros, pequeños y muy libertinos, lejos de la belicosidad del chimpancé común que es un asesino en potencia y con muy mala hostia. Desconozco la naturaleza de los simios que entraron en el Capitolio americano aunque cabe la posibilidad de que intente resolverlo publicamente muy pronto.
    Salud

  3. Leire_G

    13 enero, 2021

    Totalmente contigo en que los seres humanos hemos involucionado: por cada cosa que hemos aprendido, hay dos que hemos olvidado.
    Un artículo a la par divertido y filosófico. : )

  4. Naufragoenlaluna

    14 enero, 2021

    Hola @cesarholgado yo me apunto a lo de contar historias y hacer colgantes con huesos. Solo de pensar en una jornada de cuatro horas y dedicar el resto del tiempo a lo que queramos, aunque eso sea no hacer nada, hace que se me salten las lágrimas. Yo creo como tú, que las verdades se cuentan mejor con humor, seremos tipos raros al creer algo así. Estoy seguro de que lo somos, de hecho, empiezo a pensar que todo aquel que escribe, tiene un punto de locura interesante, pero …» qué bien que estemos tan locos» 😉
    Nos vemos en las ramas!! me parece una despedida cojonuda, quizás te la copie.
    Un abrazo

  5. Naufragoenlaluna

    14 enero, 2021

    Estimado Dr @maxkrapp yo seré muchas cosas, pero el ser listo no está entre ellas.
    No sabía que los bonobos iban por ahí follándose todo lo que encontraban, pero me gustan 😉 gracias por esa información. Si lo pienso bien, creo que tengo un primo que debe de ser 90% bonobo, y 10% de chimpancé, por eso de la mala leche y tal. Esto de que el chimpancé común sea posiblemente el más hijo de puta de todos y de que sean nuestros parientes más cercanos en temas de evolución, solo nos demuestra que, lo único que nos separa de ellos, son los árboles.
    Espero con ansia esa resolución publica de lo ocurrido en el capitolio.
    Un saludo!!!

  6. Naufragoenlaluna

    14 enero, 2021

    Gracias @leiregran tú lo has dicho, aprendemos algo y olvidamos dos, esa es nuestra tabla de «evolucionar». Desde luego, si en otros planetas existe vida inteligente y nos están observando, lo tienen que estar flipando.
    Gracias por tu comentario.
    Un saludo

  7. Eli...

    15 enero, 2021

    @naufragoenlaluna
    ¡SOS GENIAL! Además de que me apasiona el modo y las palabras que usan por allá.
    Mi voto, y rápido, porque le tengo que seguir sacando los piojos al que está en la rama de abajo 😉
    No entiendo cómo no estás en la portada… ¡Ahí vamos!

  8. Gian

    15 enero, 2021

    Excelente relato, me gustó mucho. Me has dejado pensado en lo de la involución.

    Saludos y mi voto.

    Gian.

  9. Naufragoenlaluna

    15 enero, 2021

    Muchas gracias @clotildemacchi me alegro que te haya gustado. El modo y las palabras son un poco vulgares, pero yo soy así de malhablado y…me gusta serlo 😉
    Un saludo

  10. Naufragoenlaluna

    15 enero, 2021

    Gracias @gian me alegro que te haya gustado y te haya hecho pensar en que esta evolución, igual no lo es tanto.
    Un saludo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas