She

Escrito por
| 87 | 10 Comentarios

Quién me podría decir que a estas alturas de la vida me iba a pasar esto.
Hasta hace poco tuve una temporada de ver pasar sin más la vida, funcionando en piloto automático. Vivía como se suponía que se tenía que vivir, sin hacer demasiadas preguntas y trabajando para ahorrar y poder seguir pagando por cosas que ahora me parecen insustanciales.

Estaba transitando por la vida un día cualquiera y apareció ella de la nada, sin llamar a la puerta y sin preguntar si podía entrar en mi vida. Y vaya que si entró. Entró y la corriente de aire que produjo echó a volar las hojas que se estaban secando en el fondo de mi alma tiñendo mi interior de colores ocres. Con el suelo de mi cuerpo despejado comenzó a crecer de nuevo la vegetación. El ocre dio paso al verde y el invierno a la primavera.
Y es que solo ella podía ser capaz de dar tal vuelco a mi vida. De pronto me encontré con ganas de correr intentando alcanzar el amanecer, con ganas de gritar y partir el cielo por la mitad. Era como si pudiese con todo de nuevo. Era como si un trueno recorriese mis venas.
Y es que resulta muy fácil quererla, tanto que no hacerlo es lo complicado. Pensé “¿Cómo he podido pasar tanto tiempo sin ella, si ahora cuando la imagino es como si mi vida comenzase?

Mirarla es como mirar un tornado abrazando un rayo. Mirarla es sentir todo sentimiento positivo que pueda existir mezclándose en una argamasa de caótica belleza.
Es medicina para mi mente cansada.

A veces querría poder creer en algún ser superior el cual ha orquestado todo y ahora sonríe mirándonos allá en el firmamento, notando la luz que desprendemos juntos, como un cuásar liberando toda su energía de golpe, llenándo de luz todo espacio oscuro por el que pasa.
Ella me hace creer que el destino pueda existir, que ella es la que ha venido a llenar de alegría cada uno de mis días, a regar mis adentros y a hacer crecer mis flores allá por donde camine.

Ella es increíble, derrite el hielo y congela el fuego, convierte la noche en día y el día en noche, ella me lo pone todo patas arriba y joder, como me encanta estar con los pies en el cielo y la cabeza en el suelo. Como me gusta estar con ella.

Ella es la única adicción que quiero ahora mismo

Te quiero baby.

Comentarios

  1. gonzalez

    16 febrero, 2021

    Me gustó mucho, Tomtom. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

  2. TomTom

    16 febrero, 2021

    Muchisimas gracias por pasarte majete! Te lo agradezco de veras 😀

  3. eleachege

    16 febrero, 2021

    La vida nos brinda buenos deseos cuando menos lo esperamos. Buen texto. un saludo y mi voto,TomTom

  4. TomTom

    16 febrero, 2021

    Ya te digo colega! Gracias por pasarte por m rincón ^^

  5. Mabel

    16 febrero, 2021

    Muy buen texto. Un abrazo Tom y mi voto desde Andalucía

  6. Vladodivac

    16 febrero, 2021

    @tomtom

    Me parece hermoso el sentimiento que describes y como viajas con el, como una brisa que enciende todos los rincones. Me ha gustado, saludos y mi voto.

    Semper Fidelis.

    Joaquin.

  7. TomTom

    16 febrero, 2021

    Muchisimas gracias amigo! La verdad es que si, estoy en una nube 😛

  8. JR

    27 febrero, 2021

    @tomtom – Que bien describes lo hermoso que es sentirse enamorado. Te felicito y me alegra que todavia suceda.

    Saludos! Lo me gusta mucho.

    JR

  9. viky

    4 marzo, 2021

    Mi voto para ti, me gustó mucho tu relato. Un saludo desde Chile.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas