EL amor y la vida bajo la lluvia Capitulo 2: Madurez

Escrito por
| 28 | 2 Comentarios

El solo el hecho de ver que después de mucho tiempo tengo una señal tuya, me trae muchos recuerdos nostálgicos, en una época donde creía que no pasaría nada, pero al final fue el comienzo de un cambio, de ver las cosas de diferente manera.

Era una época de verano del 2011, después de un año duro de acoplarse a la nueva vida de estudiante de preparatoria y del ritmo de trabajo, no contemplaba una parte importante, las emociones.

En ese entonces estaba rodeado de un circulo definido de amistades, de características, unos sociables, otros serios y reservados, pero al final teníamos algo en común, llegar a cumplir nuestras metas y llegar a la universidad, no sin antes disfrutar la vida de adolecente y las relaciones con los demás.

Eran mediados de abril, yo me había enamorado de una de mis mejores amigas de ese entonces, en la que yo era su confidente, su amigo, su consejero, pero al final, de tanto que sabíamos uno del otro, y que su amabilidad y el trato que tenía conmigo, termine en esa situación.

Recuerdo un día cuando nos conectábamos por Windows Messenger, me preguntaste:

–       ¿Por qué últimamente está muy extraño? ¿acaso te paso algo?

En ese momento me di cuenta que tarde o temprano tendría que saber, entonces decidí que al día siguiente te confesaría mis sentimientos, pero cuando empezaste a presionar cada vez más y no te pude dar largas, termine diciéndote que me gustabas.

Y así como te dije esas palabras, tu dejaste de dirigírmelas a mí.

En ese momento, fue uno de los momentos más tristes, y que más me afectaron hasta el momento en mi vida.

Estuve a punto de tomar decisiones precipitadas.

Tuve la oportunidad de cambiarme de turno, gracias a una persona que conocía ahí, hasta el punto de dejar todo e irme a otro lugar, en donde no me conocieran y volver a empezar mis estudios, aunque eso me costara año y medio de retraso, igual, tenía esa posibilidad.

De vez en cuando iba a la escuela, solo cuando fuera importante, hasta que decidí irme una semana antes de las vacaciones de semana santa y visitar el posible lugar donde podría entrar a la escuela.

Era un pueblo en la sierra norte de puebla, era un lugar tranquilo, un clima nublado y a veces frio, pero era lo que me gustaba.

Disfrute del paisaje, del silencio, y sobre todo de las cosas que deje en ese entonces en la ciudad.

Fue entonces que me di cuenta, que realmente podía salir de esa, que simplemente no era mi tiempo, a pesar de que me quería quedar más tiempo, supe que tenía que regresar.

Después de estar 4 días en el pueblo, llegue a la ciudad y prepare todo para poder remontar lo que parecía perdido.

Llego el mes de mayo, estaba peleando por no reprobar materias y salvar las más que podía, unos me dieron oportunidad de recobrar el tiempo perdido y otros tenía que estudiar para unos inminentes exámenes extraordinarios.

Una noche previa a celebrar mi cumpleaños, me percate que había recibido un mensaje, y al abrirlo, me di cuenta que era de ella, decía que me esperaba temprano en la entrada de la escuela, que esperaba que pudiera ir.

Al otro día me presente en la hora acordada, pero no en el lugar, ya que aún tenía miedo de que pudiera pasar.

Solo puedo decir que fue uno de los recuerdos más bonitos que tengo de esa época no solo de ella, sino de todos los que eran nuestros amigos, aunque solo duro poco tiempo, porque después de eso, ella seguía con la misma actitud de no hablarme.

Llego el fin de semestre, tenía que pasar 6 materias que no pude salvar, y después de estudiar, ir a asesorías, y sufrir hasta el último, pude recuperarme de esa crisis.

Paso el tiempo y después de la nada, recuperamos nuestra comunicación, la relación fue mejorando, me confesé a otra amiga que era común en nosotros y claro que me rechazo, y ahora me doy cuenta que hizo bien en  hacerlo.

Era el último semestre de la preparatoria, y la chica que me gustaba había iniciado una relación con una persona que era de su mismo salón, recuerdo bien que ella comento su relación con cada uno de nosotros y no los presento.

Faltaba un mes para acabar el semestre, todos teníamos en mente que escuelas de nivel superior íbamos a ir, ahí es donde me di cuenta que, en ese momento nuestras vidas se iban a separar cada vez más, al tal grado de no saber nada de ellos, aunque hoy en día, aun mantengo contacto con 3 de ellos, aunque sea esporádicamente.

Cuando parecía que los 5 amigos que formábamos ese grupo enigmático, daríamos paso al nivel superior, ella había reprobado 2 materias, y pues no se podía graduar con nosotros, días después nos enteramos que no tenía intenciones de hacer los exámenes y que ella ya tenía otros planes.

Al final nosotros nos graduamos, hicimos papeleo y al final cada quien tomo su camino, incluyendo a esa chica de la que tanto me encariñe.

Después recibimos la noticia que tenía planes de matrimonio y al año tener una familia, dando por hecho el rumbo que dio a su vida, a sus decisiones.

Ahora solo reside en mi memoria, y en las veces que nos divertíamos todos juntos.

Pero lo más importante, el darme cuenta que las cosas nunca podrían ser igual siempre, en la que cada quien escribiría su vida de diferente manera, tarde o temprano, en donde te das cuenta que la mayoría de la gente cambia, y que el poco tiempo esas personas ya serán las mismas y no te miraran con los mismos ojos.

Quien sabe que estarán haciendo en este momento, en donde estarán.

Llovía nuevamente en la ciudad, ahora sentado en una cafetería cercana a mi nuevo trabajo, viendo hacia la ventana, en donde el agua inunda el pavimento de las calles y donde los pensamientos, los recuerdos que en su momento parecían cercanos, se van desvaneciendo cada vez más, ahora solo es una anécdota más a esta historia.

¿En dónde estarán?, ¿acaso aun me recuerdan? Espero y si, por que yo aún los recuerdo.

De seguro estarán viendo el mismo cielo que yo.

Comentarios

  1. viky

    31 marzo, 2021

    Lindo me encantó. Mi voto para ti. Pensé y recordé a mis compañeros, no me gradué con ellos, porque en mi vida pasaron cosas.
    Un saludo desde Chile.

  2. Gian

    11 abril, 2021

    Me gustó el relato.

    Saludos y mi voto.

    Gian.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas