La vana espera

Escrito por
| 85 | 13 Comentarios

Muere la tarde y crece la espera; el tipo anda inquieto de aquí para allá; de lejos se nota la ansiedad que lo embarga, sobre todo la rabia contenida en los puños cerrados y las mandíbulas tiesas. Patea una lata de gaseosa tirada en el suelo y ésta vuela y se pierde entre las flores de un cantero cercano; luego se agita, se seca la frente y parece que va a convulsionar. Durante todo el tiempo mira hacia una esquina de la plaza en particular: aguarda por alguien. ¿Una novia, una amante, o solo un amor que solo él conoce?, ¿un encuentro?, ¿una constatación?, quién sabe, pero de cualquier manera es una espera que lo desespera. Mira la hora en el reloj pulsera y no conforme, en seguida en el de la iglesia. El ansia crece minuto a minuto, estira el cogote, se alarga como un elástico, pero incluso el excesivo estiramiento no le basta porque enseguida se pone a buscar con mirada urgente por algo con más altura. Ya lo ha encontrado, se sube a un banco pero aún es insuficiente; trepa entonces al monumento de la bandera y sigue siendo poco, de manera que se abraza al mástil y empieza a trepar. Pero cuando llega a la punta, solo encuentra la desilusión de un horizonte cruel y en el cual alguien brilla por su ausencia. Y ahí, su abrazo pierde fuerza y empieza a resbalar, lento como baba espesa: ella lo ha dejado plantado otra vez. De manera que se martiriza encontrando razones dolidas; se angustia por su ausencia sin motivo; se desinfla, se achica, para, finalmente, dejarse caer sobre un banco, donde empieza a consumirse con las primeras sombras del crepúsculo. 

Comentarios

  1. Esruza

    29 abril, 2021

    Ciertamente, el que espera, desespera. S+i, es desesperante.

    Buen cuento John.

    Mi voto

    Estela

  2. Opzmo

    29 abril, 2021

    Gracias, Estela, me alegra que te haya gustado. Saludos!

  3. Laura C.

    30 abril, 2021

    Me gustó el relato.
    En lo personal, considero que nadie merece la desesperación del otro. Todo en la vida sucede por algo… y si alguien no acude a la cita es porque en el futuro aparecerá alguien mejor.
    Nadie es irreemplazable en mi opinión.
    Saludos cordiales.

  4. Opzmo

    30 abril, 2021

    Concuerdo y digo más, el que espera, mientras espera siempre pierde, porque lo embarga la posibilidad del desencuentro, como al tipo de la plaza. Explico: el que espera solo espera una posibilidad, el encuentro, mientras le juegan en contra miles de posibilidades de que el encuentro no suceda; como al jugador de quiniela, 1 contra 99, 2 contra 98, 3 contra 97, y a medida que apuesta a más números menos será la ganancia si por acaso acierta uno de los que fugó; y de nada le sirve seguir apostando a X números porque llega el momento en que mismo acertando uno, la ganancia no cubre todo lo apostado. Bueno, en el caso del tipo de la plaza, es como dar puñetazos al filo del cuchillo. La persona que esperaba ya lo había dejado plantado varias veces, con lo que seguir esperando es al pedo, pero el tipo sigue, sigue porque lo puse en el papel del que nació para perder, del que solo es bueno para eso, porque aunque se piense lo contrario todos somos buenos en algo, sea en ganar, sea en perder, je je je… y todo tiene un equilibrio: la persona que lo dejó plantado salió ganando, ¿quién quiere a una persona así a su lado? La vida que le espera es el infierno aquí en la tierra, más de lo que es ya, porque si lo hay, es aquí. Y el tipo, como buen perdedor, en un sentido peyorativo no como el de Franco de Vita, no verá las puertas donde lo que se espera, siempre llega. Todo porque está cegado por esa persona que él mismo ha erigido como la única entre millones y millones que hay. Es por eso que existen los que matan por amor. En Brasil se dice que un amor se cura con otro amor, entretanto hay quien no lo sabe o no se ha puesto a pensar en ello y así se le va la vida entre desengaños, tristezas, angustias y sufrimientos innecesarios. Bueno, a ese tipo de persona me refiero en este cuento. No sé cómo ven mis cuentos todos los que lo leen, o porque no comentan unos, o porque los que hacen se van por otro lado, o porque no me dan chance como ahora de explayarme sobre lo escrito, pero todos, hasta el cuentito más nimio y chistoso chistoso, lleva a la reflexión si se lee lo que está detrás de las palabras que lo componen. Bueno Laura, gracias por darme pie para una explicación al margen, tal vez más larga que el cuento en sí, pero ahí está lo bueno de la cosa. Saludos y nos seguimos leyendo!

  5. Laura C.

    30 abril, 2021

    Es interesante poder intercambiar aquí, ya que el sitio no da la posibilidad de hacerlo en privado.
    Creo que el protagonista de tu relato se pierde de ver el bosque por enfocarse en un solo árbol, así lo interpreto.
    Asistí a un curso de meditación hace muchos años, por entonces lo necesitaba. Y entre varias cosas que aprendí allí, guardé una frase que se convirtió en la más representativa de lo que me aconteció en la vida. No recuerdo quién es su autor, mi memoria es muy frágil, pero nunca olvidé la frase y pienso que ha de ser por algo… Es ésta: «Toda dificultad ofrece la posibilidad de obtener un beneficio mayor». Y te aseguro que es así, al menos es lo que vivo experimentando ante cada contratiempo.
    Acabo de enviar un poema a revisión… veremos cuándo se aprueba.
    Un saludo y buen fin de semana.

  6. Opzmo

    30 abril, 2021

    Hola, Laura. Tienes la razón y en esa frase está la clave para salir bien parado, o por lo menos no muy herido de cualquier adversidad y seguir adelante. Quien se concentra en un único punto pierde los otros puntitos que componen el todo. Ser optimista y tener un pensamiento positivo en tiempos oscuros es fundamental para encontrar la claridad, que la hay; puede que cueste encontrarla, pero qué no cuesta en esta vida. «Donde hay dificultad, hay oportunidad», esa es otra frase que cae como anillo al dedo (que yo como tú, la he escuchado pero no retengo su autor), y se refiere a lo me dices en el mensaje, que el que se concentra en un solo árbol pierde la visión del bosque en su totalidad. Pero hay gente así, como el protagonista, que miran sin ver mientras lo que buscan le pasa rozando al lado y ni cuenta se dan. Hay otra frase y esa recuerdo su autor porque la he utilizado en un microcuento, es de Confucio: «La vida es muy simple, pero insistimos en hacerla complicada», y es una tremenda verdad, como que a cada paso, entiéndase esto metafóricamente, se abre delante nuestro un abanico de posibilidades (caminos) infinitas. Bien, Laura, es un gusto intercambiar ideas contigo, que tengas un lindo día!

  7. Opzmo

    30 abril, 2021

    Lo pongo de nuevo porque no recuerdo si lo puse en modo responder o como un comentario.
    Hola, Laura. Tienes la razón y en esa frase está la clave para salir bien parado, o por lo menos no muy herido de cualquier adversidad y seguir adelante. Quien se concentra en un único punto pierde los otros puntitos que componen el todo. Ser optimista y tener un pensamiento positivo en tiempos oscuros es fundamental para encontrar la claridad, que la hay; puede que cueste encontrarla, pero qué no cuesta en esta vida. «Donde hay dificultad, hay oportunidad», esa es otra frase que cae como anillo al dedo (que yo como tú, la he escuchado pero no retengo su autor), y se refiere a lo me dices en el mensaje, que el que se concentra en un solo árbol pierde la visión del bosque en su totalidad. Pero hay gente así, como el protagonista, que miran sin ver mientras lo que buscan le pasa rozando al lado y ni cuenta se dan. Hay otra frase y esa recuerdo su autor porque la he utilizado en un microcuento, es de Confucio: «La vida es muy simple, pero insistimos en hacerla complicada», y es una tremenda verdad, como que a cada paso, entiéndase esto metafóricamente, se abre delante nuestro un abanico de posibilidades (caminos) infinitas. Bien, Laura, es un gusto intercambiar ideas contigo, que tengas un lindo día!

  8. Alejandro F. Nogueira García

    1 mayo, 2021

    Con vuestro permiso, Laura y Francisco, me voy a meter en este interesante intercambio de opiniones.
    La espera es uno de los contenidos más fructíferos de la literatura universal. Desde los primeros poemas y tragedias griegas hasta los miles de libros que se publican en la actualidad, se han escrito cientos de miles de páginas sobre las consecuencias del esperar. Haciendo un somero balance, la visión de los autores sobre la espera es bastante negativa. No le sirvió de nada a Héctor esperar el fulminante ataque de Aquiles, ni a Hamlet esperar el arrepentimiento del asesino de su padre, ni a Eugenia Grandet esperar el regreso de su primo. La espera tiene mala prensa en la literatura occidental. Se asocia a veces con la cobardía y otras con la inmadurez. Sin embargo, yo le tengo cariño. Creo que, dónde hay espera es porque hay esperanza; porque —con razón o sin ella— existe ilusión y deseo de que las cosas se arreglen o mejoren por sí mismas. Posiblemente, la heroína que mejor lo ejemplifica sea Penélope, la fiel esposa que esperó varios lustros el regreso de su marido. ¿Hubiese hecho bien rindiéndose a las proposiciones de sus múltiples pretendientes? La verdad es que no lo sé; tal vez sería un buen argumento para otra Odisea. Pero la que cantaba Homero, tuvo un final feliz.

  9. Opzmo

    2 mayo, 2021

    Hola, Alejandro, bienvenido seas; es cierto lo que dices. En mi opinión,creo que esperar no bueno ni malo, hasta tanto lo que se espere venga o no, pues la llegada o la no llegada lo dictaminará, al fin y al cabo siempre estamos yendo hacia adelante, vamos junto al tiempo la verdad, por lo tanto todo lo que hay adelante del ahora inmediato nos llega, irremediablemente, y eso es lo mismo que esperar, aunque de una forma inconsciente. Si vamos a un lugar en concreto, esperamos llegar, luego esperamos retornar; al acostarnos esperamos dormir, y mañana, despertar, y así con infinitos etcéteras. Pero digamos que esperamos algo puntual, ese algo nos dirá si fue buena o no la espera, según se concretice o no, como dije arriba. Para hacerla corta, estamos condenados a siempre estar esperando lo que vendrá. Y con respecto a la esperanza, pienso que un poco nos hace bien, pero demasiada es perjudicial porque obstaculiza aquello que suplantaría lo que uno espera y con ello, a otra cosa mariposa que la vida sigue y, lo peor, es una sola y para colmo cortísima, por lo tanto no se la puede desperdiciar en largas esperas, o, como el personaje de mi cuento, en esperas vanas, recuerda que ya lo habían dejado plantado varias veces, por lo tanto seguir insistiendo es una burrada sin tamaño. Y con respecto al deseo, el hombre es un ser de deseo; el deseo es lo que nos mantiene vivos, es lo que nos hace seguir, incluso llegando a lo deseado, porque una vez alcanzado seguiremos deseando otra cosa, por lo tanto seguimos y seguimos, ya que sin deseos viene la nulidad del vivir, el desgano de todo, la depresión, que es como morir sin haberlo hecho, pero estamos a un paso de hacerlo, pues la pulsión de muerte sin nada que nos anime a seguir adelante, camina a nuestro lado como una segunda sombra. Pero ya hay algo, creo yo, que siempre estamos esperando los que no desistimos de la vida, que es que las cosas mejoren, como tú lo dices, y tal espera será casi hasta el final, pues así como somos seres de deseo, también somos seres inconformes y siempre queremos más; si hace calor, queremos el frío, y cuando hace frío anhelamos el calor, y así vamos yendo, ¡qué le vamos a hacer!. Bueno, hermano, gracias por tu aportación y cuando te plazca suelta el verbo, que distintos pensamientos, al contrario de lo que decía mi mamá, siempre enriquecen. Saludos!

  10. Dr. Krapp

    6 mayo, 2021

    Si me permites una broma has captado con sonora claridad mis sentimientos cuando escribo algo en Falsaria y espero que la publiquen.
    Gracias por tus sugerentes textos para abrir el mundo a nuevas perspectivas.
    Salud

  11. Opzmo

    6 mayo, 2021

    Te acompaño en el sentimiento, Dr., conmigo pasa lo mismo, y, además, parece que nadie en Falsaria trabaja de sábado a martes, y hasta miércoles. Pero qué se ha de hacer, sino esperar, que publiquen cuando lo crean oportuno y que no nos pase lo que al vano esperador. Un saludo cordial y hasta la próxima!

  12. Laura C.

    8 mayo, 2021

    Luego de haber esperado durante una larga semana a que publiquen un poema que envié a revisión, y viendo que no existe la más mínima intención de este sitio en hacerlo, decidí ingresar a este espacio, aprovechando que hubo un interesante intercambio a partir de mi último comentario.
    Adhiero en un ciento por ciento a lo expresado por Dr. Krapp, según parece lo que él manifiesta nos sucede a varios.
    Envié dos mensajes a la administración a propósito de su notorio retraso en la revisión de los textos y el mal uso de las prioridades a la hora de aprobarlos, según mi opinión, ya que en el día de hoy (tal vez ya es ayer para el foro) se publicaron cuatro textos de un mismo escritor: Josue Rodríguez, lo cual es fácil de constatar yendo a su perfil y haciendo click en sus artículos. Aclaro que nada tengo en contra de este señor, a quien no conozco, pero sí me produce impotencia el hecho de que no se cumpla lo que tanto pregona Falsaria en el antipático cartelito, el cual aparece toda vez que enviamos un texto a revisión, y que dice que sólo se permite un texto por cada escritor en un mismo día.
    No soy de callarme cuando descubro este tipo de desprolijidades, y sé que me expongo a una expulsión, pero la verdad es que no me importa demasiado si eso sucede. No me agrada formar parte de un sitio donde las reglas no son parejas para todos. Y tal parece que algunos integrantes de Falsaria gozan de algún tipo de privilegio por sobre el resto.
    Te pido disculpas, Francisco, por utilizar tu espacio. Necesitaba explayarme. Gracias y buen fin de semana para todos.

  13. Opzmo

    8 mayo, 2021

    Hola, Laura. Yo también he notado que a algunos miembros se le publican más de una publicación; si fuese que esto ocurriera al inicio de la semana (no los lunes sino martes o miércoles, o hasta el viernes como esta vez), podría pensarse en una acumulación por parte del miembro que ha seguido publicando un artículo por día, tal lo permitido (en mi caso, espero que publiquen primero para, enseguida, enviar a revisión otro, pasen los días que fueren), de manera que aparezcan más de una publicación. Pero resulta que lo que he visto que múltiples publicaciones de un mismo miembro han aparecido en días, digamos así, normales. En mi caso particular no me afecta en absoluto, ya que publico en otros seis lugares, lo que no quiere decir que no me importe la disconformidad de algunos miembros, en este caso y hasta donde yo sé, tuya y de Dr. Krapp, por eso mi comentario al respecto cuando contactado por el amigo Dr. Con esto quiero decir, y sería bueno que así sucediera, que todo este «barullo de disconformidad», llegando a los oídos de los responsables del foro ayudara a mejorarlo, pues es a eso que toda acción, tanto de los individuos como de las instituciones, debería apuntar en pos de una mejor convivencia. Bueno, Laura, espero que te pase el berrinche enseguida, un buen finde!!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas