Los capacitadores del voto

Escrito por
| 32 | 2 Comentarios

 

«Capacitar: trasmitir aptitudes y destrezas para realizar una tarea. Ciudadano: el recurso más valioso de una república, el mandante, pagante  y elector de un gobierno democrático».

 

 

Cuando vi en Enero el anuncio del IEEA que convocaba a la población desempleada a concursar en un proceso de reclutamiento para aspirar al cargo de Capacitador Electoral, me entusiasmé como un escolar a quien le dicen: «vas a concur­sar para formar parte de la escolta que portará la bandera nacional y a la cual se rinden los honores todos los lunes en el patio de la escuela».

Me sentí atraído por el pensamiento de servir a mi patria desde la trinchera modesta de la educación cívica, materia de la que hacía mucho tiempo no tenía noticias ni aparecía descrita como parte de las tareas que la actividad política-electoral tiene previstas dentro del marco conceptual y jurídico del moderno y sofisticado Instituto Nacional Electoral: el think-tank de teoría y praxis de filosofía política pagada por el erario.

Total, que atraído por esa reflexión y teniendo el tiempo y el interé$ para ello (soy betabel), me apersoné en la Junta Local Ejecutiva del IEEA en Aguascaldas. Allí, en un elegante y espacioso edificio, me atendió la secretaria del C. Consejero presidente, quien me dijo que la información del caso me la proporcionaría la Junta Distrital 03 y que el sueldo sería del rango de 6,900 pesos (beca de NINI). Así que me fui a la famosa Junta, donde me atendió la C. Soledad Laris Maza. Me preguntó sobre mis actividades y destrezas, y si tengo «disponibilidad» para colaborar con el Instituto como Capacitador electoral fultime.

Me entrega una hoja de aspirante y la lista de requisitos: curricula; acta de nacimiento; curp, credencial para votar; comprobante de domicilio; comprobante de estudios y dos fotografías. Llené también una forma de antecedentes académicos y laborales, entregando los documentos contra un recibo el 11/01/20 y enfatizando que el sueldo es del rango consignado.

Debí acudir a una «plática de inducción» el 15/01/20. En esa ocasión nos dierón una sucinta exposición sobre el tema electoral, nos hacen exponer nuestros conceptos, nos entregan un resumen de la estructura y funciones del INE más una lista temática para evaluar la exposición de habilidades en el proceso de enseñanza—apren­dizaje que tendrá lugar el 19/01/20 ante los H. Consejeros distritales y los Vocales de Capacitación y Organización Electoral. Posteriormente a esta evaluación muda, se nos recomienda leer el SOFIPE y la Constitución, y se nos proporciona un cuaderno: «Guía de estudios para la aplicación de exámenes a los cargos de capacitadores, superviso­res y asistentes electorales» junto a otra guía de preguntas para el examen de conoci­mientos que tuvo lugar el 05/02/20.

Debo hacer notar el rigorismo prevaleciente, pues en todos estos actos se nos entregó siempre una constancia o comprobante de asistencia, firmado y requisitado al más puro estilo del código massonsito vigente. Caso que abrió un repentino paréntesis para acceder, a iniciativa propia, a la oficina del C. Conseje­ro presidente del Consejo local, el Inge. Melchor Rolas, quien me atendió comedidamente y me obsequió un ejemplar del SOFIPE y de la Constitución hidrocálida.

Una vez aprobado el examen, el 22/02/20 (44 días después de iniciado el proceso) me llaman de la Junta Distrital 03 para decirme que me han seleccionado para iniciar la fase de capacitación interna. Que me presente con la Lic. Soledad Laris Maza para hacer la contratación y que debo llevar 3 cartas de recomendación; 4 fotogra­fías a color y copia de mi cartilla liberada, más la cédula de identificación fiscal. Les contesto que no es fácil hacerlo en una tarde y me dicen: «debe hacerlo si está interesado en la contratación. pues mañana 23 empezamos el curso».

Y ni modo —cuando el interé$ tiene pies— las cosas vuelan… y me presenté a las 19:30 en la oficina de la Licda. Soledad.

El escenario no podía ser más «sui géneris». Sobre el escritorio lleno de papeles se encontraban dos platos con sendas tortas de milanesa, a las que la Licda. y su ayudante Alba, impregnaban de abundante salsa. Ante mi intempestiva presencia, me dice:

«¡Qué pena, pero aquí no hay horarios ni para comer!

–Salga con mi secretaria y entréguele los papeles y llene el formulario que servirá come solicitud para que ingrese al curso y al archivo de recursos humanos. Nos vemos ma­ñana a las 9 en punto».

¡Vaya sorpresa!

De esa manera tan -anticívica- ingresé al curso de selectos, que nos dictaría la Vocal encargada de la Capacitación y la Educación Cívica a los futuros capacitadores electorales. Y sin que mediara ningún papel, compro­bante o contrato que estipulara nuestra relación laboral, quedé enchufado al selecto grupo de massonsitos capa-cita-dores del voto.

El miércoles 23 a las 9 a.m. nos pasaron lista de asistencia y empezó la lección. No hubo presentaciones de los asistentes,  y la Vocal encargada de la capacitación-endoctrinamiento de los adultos, –ya que esa será nuestra tarea–, la de notificar a los ciudadanos insaculados del padrón electoral para fungir como fun­cionarios de casilIa garantes del voto en las elecciones federales, locales y municipales del 6 de junio del 2021.

El método didác­tico empleado es el de libre opción: se lee una parte del manual y se pasa a una especie  de discusión sobre el tema, en la que la Vocal lleva la batuta y la agita anárquicamente sobre los «educandos» semejando más bien una «chucha cuerera» sabelotodo que con­duce un escuadrón de cambaceo.

Cuando la discusión se hace interesante, la Vocal o su esquirol, suspende abruptamente la intervención del «educando» e impide la libre expresión de las ideas, especialmente si el tema no se ajusta a su criterio o guión preestablecido. Lo anterior fue particularmente frustrante para la mayoría, pues se da el caso de que la escolaridad y experiencia de los «educandos» es superior al bachillerato o son maes­tros, educadores y sicólogos, incluidos algunos con licenciatura y aún con maestría.

Ahora bien, el objetivo es aprender a manejar la mecánica del proceso electoral a efecto de asegurar, primero: la incorporación y aceptación de los ciudadanos insaculados y, segundo, la capacitación para el buen desempeño de los futuros funcionarios de casilla; a fin de evitar, en lo posible, las deserciones, las protestas, las impugnaciones y los errores en la jornada electoral, que conllevan la anulación de una casilla y, por lo tanto, de la votación.

En una palabra, hay que «enchiquerar» al ciudadano insaculado a efecto de que acepte, documentariamente, el mandato constitucional del INE, que le brindará el honor de participar, capacitarse y fungir como funcionario de casilla en la jornada electoral.

Todo lo anterior por el anódino honor de salvaguardar la legalidad, la independencia, la imparcialidad, la objetividad y la certeza de los principios rectores del INE.SOFIPE; y a cambio de 350 pesos de dieta para la jornada de 12 horas y pico. A veces, un diploma, que le entregará no el Consejo Electoral y su presidente en un acto público, sino el mismo Capacitador en su domicilio.

Eso recibirán los anónimos héroes cívicos obligados de la jomada electoral, provenientes del presupuesto de 23 mil millones de pesos, que el sistema de partidos tiene asignados para dilapidar en propaganda tramposa y “chuchas cuereras impresentables”; mientras el INE y sus satélites se servirá con la cuchara grande de doctos politólogos para organizar las elecciones del 2021, las que,  nos dicen,  nos permitirán “seguir siendo libres” para truecar votos por mendrugos envueltos en carísimas boletas de democracia.

 

Continuará.

 

CORTEX

 

 

Comentarios

  1. Opzmo

    8 abril, 2021

    Y lo peor es que los que llegan al gobierno muchas veces, sino todas, argumentan que no hay dinero, siendo que el monto total de la gastanza propagandista bien podría cubrir tantas necesidades o por lo menos paliar un poco las deficiencias. Saludos!

  2. Luis

    11 abril, 2021

    Me encanta tu manera de exponer el tema y los temas que sueles abordar. Un abrazo Alfonso y mi sincera felicitación por tu análisis político, mi voto también!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas