Sobre todo el izquierdo

Escrito por
| 20 | 1 Comentario

Me duelen los músculos de los antebrazos. Sobre todo el izquierdo.

Esa chulería.

Ese mechón de pelo tan característico.

Veinte años escribiendo para el sistema. Una profesión protegiendo al asesino que había detrás. Escribir sobre fratricidio no te hace fratricida, escribir apoyando el fascismo sí te hace fascista. Apoyar a los que ganan una guerra no te hace ganarla, pero si disfruta del odio que eso provoca, te pones claramente del lado de los ganadores y si humillas a los vencidos te defines a ti mismo.

Pero cuando cruzas la línea y matas con tus manos, solo entonces eres considerado un asesino.

No te iba a dejar hacerlo.

No soy tan débil como los demás.

Aún me duelen los antebrazos.

Esa chulería ha quedado en silencio. Después de cortarte la lengua a trozos, después de saborear tus lloros y tus disculpas, después de oírte rogar una y otra vez que te perdonara por tantos años de soberbia y actitudes inhumanas, después de que cortara cada uno de los dedos que mancharon con muerte los teclados de tantos periódicos fascistas, después de que este mundo se tiñera de muerte por culpa de las ideas que ayudaste a sembrar, solo después de todo eso decidí terminar esta agonía.

Creo que voy a necesitar un fisioterapeuta.

Me duelen los antebrazos. Sobre todo el izquierdo.

Dejé tu cuello blanco de tanto apretar.

Y no me arrepiento.

 

Comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas