La opinión del jurado (III): "Esputos" de José Manuel Gómez Vega

El jurado del II Certamen literario Literatura Nova / Función Lenguaje declaró primer finalista en la categoría relato al original titulado Esputos de José Manuel Gómez Vega. La reseña que sigue supone un resumen de las apreciaciones que al respecto manejó dicho jurado.

La crisis es el tema que propone en sus bases este certamen literario y que en Esputos se aborda desde la vertiente económica, prestando singular atención al aspecto social y concretamente a las diferencias sociales que la crisis económica pone, si cabe, aún más de manifiesto. Y es importante y destacable en la trama observar que el autor, en dos apuntes mínimos, refleja la preponderancia social, el lujo y la soberbia de una clase política cada vez más separada de la clase trabajadora en particular y de la realidad social en general. Esputos cuenta la escena en la que unos trabajadores están asfaltando el firme de la salida de un edificio oficial, concretamente la de un edificio de la Administración que, en boca de uno de los personajes, queda nombrado sin exactitud: “[…] Son las Cortes… de eso ya no estoy tan seguro… de la Autonomía, o del Ayuntamiento… ¡no, no, de la Diputación!”; lo que nos cuenta por una parte el desconocimiento del pueblo respecto a los órganos de gobierno, y de forma oculta, la despreocupación y el distanciamiento de esas instituciones hacia la clase trabajadora. Así, estos personajes que la representan aparecen como poscritos, llegando al extremo incluso de presentarse como reos condenados a un trabajo forzado, que realizan con desgana y en unas condiciones donde el hastío y la desesperanza les abaten. Aquí la constante en el cuento oculto, y por tanto el significado último del relato, parece ser: “Es mejor no pensar para soportar esta realidad”; que el autor desvela en el cuento explícito con las frases: “Quizá por eso fuman, filosofa él, para simular que piensan cuando en realidad tratan de evitarlo” o “Podría quejarse del calor, la obra, el humo… pero permanece callado, le da pereza empezar y vértigo dónde pueda acabar”.

Todos estos matices que se revelan en la lectura de Esputos están conseguidos por el tono elegido y la prosa, seca y desnuda, que el autor utiliza; una prosa que se vuelve protagonista en el relato, convirtiéndose en el elemento en el que se apoyan todos los significados del hecho narrado y gracias a la que consigue la creación de una atmósfera particular que posiblemente sea el valor literario más importante del relato.

Destacan aciertos narrativos como la frase ya citada: “Podría quejarse del calor, la obra, el humo… pero permanece callado, le da pereza empezar y vértigo dónde pueda acabar”; o “Los cuatro están sentados en el suelo, con las espaldas contra un muro de cemento y los pies recogidos para que no les descubra el sol” (con un caso de leísmo aceptable); “Un perro asoleado en un balcón próximo vuelve a ladrar con fuerzas renovadas después de no haberles dado tregua en toda la mañana”; “—Un Audi —dice el más joven. / —Un político —dice el más viejo”. Aciertos que lo son por tratarse de párrafos donde el texto alcanza mayor enjundia y por suponer un contacto nada forzado entre el cuento oculto y el explícito, lo que los fundamenta.

Han sido por tanto la atmósfera creada y el tempo de la narración los valores literarios más destacados por el jurado en este relato.

Comentarios

Imagen de audrick

increíble trabajo el del jurado. nos permitís comprender mucho mejor los textos y valorarlos, quizás, de la menara adecuada. un gustazo. enhorabuena

¡Colabora con LN!

   ¡Danos ideas o sugerencias!   Colabora con LN

Visita también: